14/09/1993 | 401

Fuera los agresores

La convocatoria de una gran marcha a Plaza de Mayo para este jueves 16 por parte del sindicato de periodistas y numerosos partidos, organizaciones sindicales y de derechos humanos marca un camino para enfrentar la ola de amenazas, espionaje, agresiones y atentados que se ha descargado sobre estudiantes, periodistas, militantes y organizaciones obreras y populares.


Estas agresiones tienen un inconfundible sello oficial. No hay que olvidar que desde el gobierno “el 2 de febrero se decidió seguir adelante con el espionaje ideológico a estudiantes y organizaciones sociales de todo el país, según las instrucciones dadas en diciembre por el Director Nacional de Inteligencia, Juan Carlos Velasco” (Clarín, 8/7). Esas directivas fueron aprobadas por el Consejo de Seguridad Interior, presidido por el entonces ministro Gustavo Beliz, ratificando así órdenes dadas con anterioridad por su antecesor, José Luis Manzano.  No es la campaña electoral la que introdujo esta escalada de patotas y agresiones, sino una decisión de larga data emanada desde la Casa Rosada.


Estas agresiones expresan la descomposición y la crisis que se ha instalado en la camarilla menemista en su desesperación por perpetuarse en el poder. Es también una manifestación del impasse del plan económico, con todas sus consecuencias, en desocupación, caída del salario, quiebras, inflación en dólares y emisionismo desenfrenado. Ayer la policía jujeña apaleó y detuvo a los trabajadores que se movilizaron por el reclamo salarial.


No es casual entonces que ninguno de los atentados y agresiones haya sido esclarecido. La designación de Patti, un hombre de la dictadura, de la “picana” y encubridor del crimen de María Soledad, es toda una definición y agresión. Su primera tarea será despedir a centenares de trabajadores y avanzar en la privatización del Mercado Central, un reclamo de los grandes pulpos comercializadores.


Movilizarse es entonces la consigna de la hora. Porque están en juego las libertades democráticas. Porque está en juego la integridad física y la propia vida de los trabajadores, estudiantes y militantes populares.


Tenemos que sacar todas las conclusiones de la actual situación. Basta de agresiones: movilización por el juicio y castigo a los culpables. El gobierno es responsable: movilización para que se vaya Menem. El “plan” Cavallo es el responsable de la miseria social: fuera Cavallo y su plan.


El PO llama a todos los trabajadores y a la juventud a movilizarse este jueves con las banderas del FIT —Frente de Izquierda y de los Trabajadores— una herramienta de lucha contra la política capitalista, antiobrera y pro-imperialista, y por el gobierno de los trabajadores.


 


El FIT se concentra el jueves a las 17,30 hs. en Avda. de Mayo y Perú.

También te puede interesar:

Doctrina II es el nombre de la nueva canción del rapero en colaboración con Flac
Un avance contra las libertades democráticas y el uso de los espacios públicos.
El gobernador amenazó a una docente en el marco de una protesta de todo el pueblo.
La causa se encuentra cajoneada en la justicia convalidando así el accionar represor del Estado en manos de las fuerzas de seguridad.