24/06/2010 | 1134
CÓRDOBA

Giacomino e Innviron tuvieron que retroceder

Los vecinos y trabajadores de la zona sureste de la ciudad de Córdoba, convocados por las organizaciones que actúan en la región, realizamos asambleas, movilizaciones y escraches al intendente, y le dimos un duro revés a la pretensión de instalar una planta de tratamiento de residuos altamente contaminante en la zona. Giacomino desistió de instalar la planta en las afueras del barrio Ituzaingó.

En Córdoba se está llevando a cabo la implementación de un nuevo sistema de manejo de los residuos junto a la multinacional Innviron.

Las plantas que pretenden instalar emiten al ambiente sustancias tóxicas persistentes, las que afectan la salud, emiten gases de efecto invernadero; además de sustancias tóxicas y bioacumulativas como las dioxinas y los furanos, todas ellas de efectos cancerígenos.

En la tarde noche del miércoles 26 de mayo, los vecinos de barrio Ituzaingó Anexo y de la zona sureste, en una asamblea de más de 200 personas, se pronunciaron en contra de la radicación de la planta de tratamiento de residuos. La asamblea deliberó durante el tiempo de espera que se había acordado para que llegase el intendente; cumplido el plazo, se movilizó a la Ruta Nº 9, la que se estuvo prácticamente cortada durante más de una hora.

La iniciativa de este nuevo sistema de tratamiento de residuos fue impulsada por el intendente de Villa María, el kirchnerista Eduardo Acastello, por Carlos Felpeto, de Villa Carlos Paz, y Daniel Giacomino, de Córdoba.

Los lazos entre la basura y los partidos patronales son muy estrechos. Neil Williams, presidente de la empresa, realizó un recorrido para explicar la propuesta junto al técnico que Innviron tiene en Córdoba, Sergio Nirich (ex director de Ambiente de la Provincia de Córdoba). En Villa María, la recolección de basura lo hace Medio Ambiente, que tiene como presidente a Jorge Franco, vicepresidente de Innviron en Argentina.

Ante la cantidad de intereses económicos y políticos en este tema, los vecinos y trabajadores de la zona no confiamos en las palabras de Giacomino y nos mantenemos en estado de alerta y movilización ante cualquier intento de instalación de Innviron.

En esta nota

También te puede interesar: