11/07/1995 | 455

Golpe de estado en Córdoba

Angeloz no renunció, lo voltearon.


No lo voltearon porque haya saqueado el presupuesto de la provincia o porque sus hombres hyan vaciado Epec y los bancos Social y de Córdoba.


Menem y Cavallo, tanto o más corrompidos, entreguistas y antiobreros que él, lo voltearon porque Angeloz era incapaz de imponer la “emergencia” a los trabajadores de la provincia.


Lo voltearon también para apoderarse de los bancos y de la energía de Córdoba y para privatizar la Caja de jubilaciones. Se las quieren entregar a los Pérez Companc, “amigos” de Primatesta.


Al aceptar subir en estas condiciones, Mestre se ha convertido en rehén de los golpistas. O cumple en golpear él, a su vez, a los trabajadores, o lo voltean a él también.


¿Sabe, usted, compañero, que Cavallo le dio 93 millones a los dueños del Feigin, pero pretende que los trabajadores cobremos en bonos?


¿Sabe, usted, que Angeloz-Caminotti pagaron, en febrero-abril, 300 millones a los acreedores del Banco de Córdoba,  nacionales y por sobre todo extranjeros, sin importales el atraso en que incurrían con los trabajadores?


Los Antelo y los Macri fueron subsidiados durante cuatro años —y aún lo son— pero echan o suspenden a trabajadores, en lugar de utilizar las fabulosas ganancias que acumularon.


Córdoba se ha transformado en una dependencia directa de Menem-Cavallo y de los banqueros internacionales. ¿Es posible una “tregua” con estos buitres que han esclavizado al país con una deuda externa de 120.000 millones? ¿Que quieren despedir a 30.000 trabajadores?


Hacer la pregunta es responderla.


La plata de los trabajadores está. La tienen los grandes deudores de los bancos Córdoba y Social. Está en la caja de las automotrices; de los Roggio, Arcor y Minetti. La tienen los punteros de Angeloz. La tiene el clero subsidiado. La tienen los usureros internacionales.


Que se abran las cuentas del presupuesto.


Que se abran las cuentas de los bancos estatales y privados, de la gran industria y de los oligarcas.


¡Que nos paguen de una vez!


¡Fuera la ley de emergencia!


¡Basta de “treguas”!

También te puede interesar:

La marcha cuestionó el ajuste de quienes gobiernan, fue impulsada por el Polo Obrero y otras organizaciones del Frente de Lucha.
A pesar del repudio expresado en las urnas, la burocracia sindical respaldó al presidente.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.