Políticas

28/1/2021

FRENTE DE LUCHA PIQUETERO

Gran jornada de lucha con 40 piquetes en todo el país

Sin alimentos no hay salud ni educación.

Fotos: Marianela de la Rosa @ojoobrerofotografia

Ante el estallido en la carestía en los alimentos, la inflación y el aumento en la desocupación, la pobreza y la indigencia, el Frente de Lucha Piquetero está llevando adelante este jueves 28 una gran jornada de lucha con más de 40 cortes en 20 provincias. A su vez, reclaman una reunión con el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, ante el agravamiento de la situación social, por alimentos para los comedores barriales y la apertura de los programas sociales.

La preocupación más grande de las familias argentinas claramente es la situación económica y qué poner en la mesa. Desde el Polo Obrero, junto al Frente de Lucha Piquetero, denunciábamos muy acertadamente en los primeros meses de 2020 que con hambre no había cuarentena y, de hecho, fue lo que ocurrió. Luego de un año, la situación social se agrava: el retiro del IFE, la no apertura irrestricta de los programas sociales y la inflación generan un cuadro dramático. En cambio, para pagar intereses a los bancos por las Leliq y pases del Central, el gobierno de los Fernández y Massa gatilló 700.000 millones de pesos en 2020.

El gobierno cree que con la contención social armada con las iglesias y las organizaciones sociales cooptadas tiene resuelto el problema, pero la bronca popular crece desde la crisis de abril de 2020, cuando se destapó la olla podrida de la corrupción por sobreprecios.

En este sentido, el reclamo por los alimentos en los comedores populares ha recrudecido, porque el gobierno que dice resolver los problemas alimenticios de la población, no entrega hace meses los alimentos a miles de familias que dependen de la comida que se distribuye y se cocina en los comedores barriales.