17/05/1993 | 391

Hagamos un acto, el 29, por el Cordobazo

Compañeros:


El lunes 3 de mayo pasado les solicitamos una reunión inmediata, tanto al Mas como al Mst, para profundizar el impulso de movilización que fuera dado el 1º de Mayo e, igualmente, para concretar o llevar a la práctica las propuestas frentistas que formuló, con sus respectivas variantes, cada uno de nuestros partidos.


Han pasado exactamente 12 días y ustedes han dado la callada por respuesta. No se les puede escapar a ustedes, tanto en el caso del Mas como del Mst, que la consecuencia objetiva de la renuencia a concretar la reunión que les habíamos solicitado es interrumpir la movilización y las conquistas de unidad de acción que fueron logradas. Es curioso contrastar los reclamos que ustedes acostumbran a hacer a la burocracia de los sindicatos en favor de la con-ti-nui-dad de los planes de lucha, con la quiebra que ustedes están provocando en la continuación de los “planes de lucha” frentistas que cada una de nuestras organizaciones planteó desde las tribunas del 1º de Mayo y posteriormente, incluso, en los propios órganos de prensa de cada organización.


No se les puede escapar tampoco que en este mismo período de tiempo que va desde el 1º de Mayo, los partidos burgueses o patronales continuaron ocupando el terreno político del país y desenvolviendo las distintas combinaciones políticas con las que pretenden mantener el monopolio del voto popular, y por lo tanto de la política. Otro curioso contraste se impone aquí con toda claridad: mientras los partidos de la contrarrevolución y del orden, del conservadorismo y de la explotación, se mueven o movilizan, los partidos revolucionarios responden con la pasividad como conducta práctica y con el inmovilismo como política.


Lo que a nosotros, los del Partido Obrero, no se nos escapa a su vez, es que todo este inmovilismo es el resultado de vuestra orientación política, la cual, entre otras cosas, concibe a la política frentista desde un ángulo electoralista. En oposición a esto, nosotros planteamos siempre, sea para un frente o una escisión, sea para un bloque momentáneo o más prolongado, sea para un frente electoral o extraparlamentario, y así de seguido, una política de lucha de clases, porque sólo a través de la lucha de clases puede progresar el movimiento independiente de la clase obrera y posibilitar el derrocamiento de la burguesía.


Sostenemos vigorosamente la opinión de que el inmovilismo que ustedes están manifestando frente a la necesidad de impulsar conscuentemente el frente de izquierda, los conducirá aún más que en el pasado a la auto-liquidación.


Les renovamos, por medio de esta carta, el reclamo de una reunión.


Pero tenemos, además, muy concretamente, una propuesta. El Partido Obrero les propone a ustedes, el Mas y el Mst,  que hagamos, junto al PL, la LSR y otras organizaciones de izquierda u organizaciones de base de la izquierda, y junto a representantes combativos y clasistas del movimiento sindical, un acto conjunto para celebrar, el próximo 29 de mayo, un nuevo aniversario del Cordobazo. Sería una excelente ocasión para proyectar un Frente, vigorosamente, ante los trabajadores.


No hace falta que les digamos que la celebración del Cordobazo, una jornada obrera y revolucionaria, define una fisonomía política ante la vanguardia obrera y constituye un programa.


Desde el punto del programa de reivindicaciones que deberíamos levantar para el acto, creemos que podríamos coincidir, luego de discutirlo, en llamar a una campaña contra el decreto 470 y la “reforma laboral” y oponerles la defensa de los convenios colectivos de trabajo y la convocatoria inmediata a paritarias con delegados elegidos en asambleas. Coincidiríamos en plantear un aumento salarial del 50 por ciento. Frente a la cuestión jubilatoria sostendríamos nuestra oposición a la “privatización”, por el control obrero y por la jubilación mínima de 450 pesos. La entrega de YPF, que amenaza con provocar grandes crisis, la vemos como una ocasión para hacer una campaña antiimperialista, por la expropiación de los “privatizadores” y el desconocimiento de la deuda externa. Este conjunto de reivindicaciones, más las luchas que están desarrollando docentes de Capital, Buenos Aires, Chaco, La Rioja; los gremios estatales de Córdoba; los sindicatos del transporte; Propulsora; Astilleros; el crecimiento de reclamos salariales en numerosas empresas; todo esto nos permite renovar el reclamo de paro activo de 36 horas, dirigido a la CGT y al CTA.


Un acto con esta fisonomía y con estas revindicaciones impulsaría enormemente las posibilidades de desalojar en las próximas elecciones sindicales a las burocracias de bancarios y Foetra, por ejemplo, como lo acaban de demostrar las elecciones internas en el Hospital Francés y en el Sanatorio Antártida (No incluimos lo ocurrido en el Hospital Italiano, porque aquí, lamentablemente, el Mst planteó un frente único con la burocracia).


Como propuesta de una consigna de conjunto, política, para el acto y para desarrollarla en el futuro, les proponemos, por ejemplo, la que sigue: Fuera los gobiernos patronales del hambre y la miseria; por un frente de trabajadores, para un gobierno de trabajadores.


Compañeros, los llamamos a no dilatar más. Los llamamos a lanzar sin más vueltas un Comando Político de Izquierda, para oponerlo a los frentes políticos patronales en la lucha por la conquista de las masas. No nos dejemos robar, ni tiempo ni terreno, por los partidos de la gran patronal y de la pequeña, es decir del centro-izquierdismo. Hagamos un acto Frentista el 29 de Mayo, por el Cordobazo.


14/5/93


Esta carta fue entregada  a la dirección del Mas y a la dirección del Mst el día viernes 14 de mayo de 1993 a las 18 horas

También te puede interesar: