07/07/2021

Hasta un 8% de aumentos en “Precios Cuidados”

El gobierno sigue echando más nafta al problema de la inflación.

El gobierno nacional acaba de anunciar, por medio de la Secretaría de Comercio a cargo de Paula Español, la renovación por tres meses del programa de Precios Cuidados, con subas de hasta un 8% en alimentos y bienes de consumo masivo. Por esta vía, el gobierno sigue alimentando la inflación contra los salarios obreros.

Con unos 670 productos incluidos, Precios Cuidados representa la medida “estelar” del gobierno para “controlar los precios”, luego de que dieran por finiquitado Precios Máximos a pedido de las patronales.

Resulta que mientras Precios Máximos implicaba una regulación “compulsiva” de los precios de miles de productos –la cual era evadida por distintas artimañas de los capitalistas-, Precios Cuidados supone un acuerdo voluntario con las patronales, que ingresan productos puntuales al programa y negocian precios con el gobierno.

Con esta medida, el gobierno vuelve a echar nafta sobre la inflación. Para el mes de mayo los precios escalaron un 3,3%, con un 3,1% de aumento en alimentos y bebidas no alcohólicas; mientras que para junio –aún sin datos oficiales- las consultoras privadas estiman que este rubro subió un 3,5%. El aumento sobre Precios Cuidados empuja a la tendencia alcista de los precios de alimentos de primera necesidad.

Para tener una idea de las dificultades que afrontan los y las trabajadoras, desde la Secretaría de Comercio calculan que más del 10% del total de las ventas de los supermercados adheridos (unas 54 cadenas en todo el país) implican productos de Precios Cuidados, porción que aumentó un 50% en 2021 debido al agravamiento de las condiciones económicas de la población.

Pero cabe recordar que este programa solo alcanza a un 35% del consumo que se da en las grandes cadenas de supermercados, dejando fuera a los almacenes y comercios de proximidad de los barrios pobres y carenciados. Para estos, el gobierno anunció el programa Súper Cerca, que implica la cobertura de 70 productos a precios congelados hasta diciembre; sin embargo, los supermercados ya advierten que hay déficit de stock, por lo que tampoco llegan a los comercios de los barrios de todo el país.

Precios Cuidados ya había registrado un aumento promedio de casi el 5% en abril, al cual se la adiciona el aumento actual que, en promedio, se estima en un 5% más, por lo menos hasta octubre, cuando se volverán a negociar… otros aumentos. Una muestra de que se trata de una política sistemática contra los bolsillos de los trabajadores.

A pesar de que el gobierno trate de tapar la realidad con una “buena” política publicitaria, lo cierto es que, según el Indec, en los primeros cinco meses del año los alimentos subieron un 22,4%: por arriba de la inflación promedio acumulada.

La tesis de que los Precios Cuidados funcionan como regulador de los precios de los productos no incluidos se desmorona. Lo único que el gobierno ha podido “controlar” hasta la fecha son los salarios anclados por debajo de la inflación: un reclamo de las patronales para garantizar sus ganancias en el cuadro de la crisis económica y la pandemia.

La salida del Partido Obrero y el Frente de Izquierda Unidad a esta situación requiere de la intervención y control obrero de toda la cadena de formación de precios, así como la nacionalización del comercio exterior. Junto al aumento de los salarios por arriba de la canasta familiar de $100.000 y un seguro universal al desocupado superior a la canasta básica de pobreza $65.000).

En esta nota

También te puede interesar: