06/06/2020

Hospital Houssay: el gobierno de Vicente López amenaza al personal

El personal de salud del hospital representa el 17% de los casos positivos del distrito.

En la última semana, bajo el título de “Medidas de cumplimiento para el personal de salud”, la dirección del Hospital Houssay hizo circular entre sus trabajadores un reglamento dictado por el municipio que, por su contenido, constituye una clara amenaza.


El flamante “protocolo” no dice ni una palabra acerca de aumentar las medidas de seguridad y prevención frente al ascenso de la pandemia. No plantea la realización de testeos a todo el personal para poder controlar la propagación del virus entre los trabajadores. Las medidas se limitan solo a tomar la temperatura con termómetros que dan resultados por debajo de los 34°, es decir que no funcionan.


Lo más grave es que el reglamento se ocupa de establecer en su apartado principal lo que constituirían “faltas graves”. Algunas de estas están basadas en no respetar las normas de los protocolos que en general se han establecido en todos lados, como el uso de barbijos, distanciamiento social, etc. Al final del reglamento le “recuerdan” a los trabajadores que deben hacer cumplir las normas informando a sus jefes o supervisores ante cualquier incumplimiento, es decir, llama abiertamente a botonearse unos a otros. Hasta ahí se podría entender como un intento más de pasarle la responsabilidad a los trabajadores por la propagación del virus.


Sin embargo otros puntos muestran que la intención de el Municipio y de la dirección del hospital no es solamente esa. Dentro de las “faltas graves”, un punto plantea que no se puede “faltar a la moral, decencia o reglas de buenas costumbres”, lo que unido al punto que indica que no se pueden utilizar las instalaciones para otro fin que no sea “actividades asistenciales o académicas”, permitiría deducir que cualquier reunión entre los trabajadores para discutir su precaria situación laboral no estaría permitida, o dicho más claro, el reglamento busca prohibir la actividad sindical.


Contagios en el personal de salud


Al día de la fecha son 23 los trabajadores afectados por coronavirus, de los cuales 5 enfermeros y 2 médicas son casos positivos que se han contagiado trabajando y 16 son casos sospechosos que han sido aislados preventivamente. Es decir, que desde que estalló la pandemia y se dispararon los contagios en el distrito – que hoy llegan a 136 positivos – el personal de salud del hospital podría representar el 17% de los casos.


En Prensa Obrera ya denunciamos las condiciones en las que, en plena pandemia, los y las trabajadoras del Houssay eran obligados a trabajar: falta de insumos de prevención, licencias por riesgo que eran negadas y la precarización general del personal no profesional. Debido a esta situación se organizó, para la semana del 20 de marzo, un aplausazo que evidenció estas cuestiones y le arrancó a Jorge Macri y Tejo un pliegue de reivindicaciones básicas.


La situación de los pacientes


El Houssay cuenta con 31 camas disponibles para pacientes con Covid-19. De esa cantidad, 21 están ocupadas por 8 positivos y 13 sospechosos, situación que varía todos los días acercándose al límite. En el piso de internaciones, los sospechosos comparten la misma sala. Están separados por una cama de por medio pero todos comparten el mismo baño, lo que aumenta la posibilidad de contagio entre pacientes.


La cantidad de contagios en el conurbano viene creciendo día a día. La situación en Vicente López, con la presión que ejerce Jorge Macri para levantar la cuarentena, activar los comercios y habilitar los cultos religiosos puede disparar la curva de contagios y profundizar la caótica situación del Hospital.


Defendamos a los trabajadores de la salud


Si los casos de contagios siguen creciendo, y se repite la elevada relación entre positivos y personal de salud, la situación puede ser explosiva. Es necesario que la patronal del Houssay realice testeos a todo su personal, no solo a los profesionales de la salud sospechados. Esto último es fundamental para evitar el contagio dentro del Hospital.


Teniendo en cuenta todo el contexto, es clara la intención, por parte de la dirección del Municipio, de amedrentar a las y los trabajadores del hospital con la idea de que pueden incurrir en faltas graves por organizarse. Debemos rechazar este apriete y defender a quienes ponen en riesgo su salud para cuidar la nuestra.




 

También te puede interesar:

En algunos hospitales las camas ya están al 100%, como denunciaron las y los trabajadores del Hospital Roque Sáenz Peña.
El gobierno señaló que 7 provincias tienen el sistema sanitario al límite. Escribe Guillermo Kane
La intendenta de Pte. Perón que busca un desalojo violento de la ocupación.
Masivo acto frente a la Gobernación, en el marco de la jornada nacional.
Los gobiernos y las patronales son responsables.