10/02/2021

Impuestazo en Echeverría

El Frente de Todos autorizó a Gray a aumentar la tasa municipal 56,6%.

El enero pasado, el intendente de Esteban Echeverría y presidente del PJ provincial, Fernando Gray, envió al Concejo Deliberante el proyecto para aumentar las tasas municipales 2021. Fue aprobado con el voto del bloque del Frente de Todos.

La ordenanza aprobada fijó un aumento inicial del 20,94% para todos los vecinos. Pero, en un artículo del mismo documento, el Concejo Deliberante delegó en el intendente la facultad de aumentar un 29,5% adicional, lo que sumaría un incremento del 56,64%.

De esta forma, el intendente del Frente de Todos blinda su presupuesto frente a una estimación inflacionaria del 50% para este año, según opinión de consultoras privadas y la proyección de los últimos índices mensuales.

No resulta llamativo que el Concejo Deliberante le apruebe al Ejecutivo aumentar tasas sin necesidad de control legislativo, porque Fernando Gray recibió facultades extraordinarias en la mayoría de los años de su gestión, inclusive con el voto de fuerzas opositoras.

Y no sólo para aumentar unilateralmente el aumento de las tasas municipales sino también para modificar discrecionalmente las partidas presupuestarias. De ese modo, el intendente dilapidó fondos municipales subsidiando a las iglesias evangélicas para que colaboren con él en el sometimiento político de la población más humilde.

Por eso, sabemos que la carta del impuestazo no sólo recaerá sobre las espaldas de los trabajadores sino que además no será utilizada para satisfacer las necesidades populares y resolver los problemas más urgentes del distrito. En Echeverría, mientras las organizaciones sociales denuncian la falta de aportes alimentarios para comedores y merenderos, los trabajadores municipales cobran por debajo de la canasta de pobreza. Ni hablar de la situación de las escuelas, que no cumplen las condiciones elementales para retomar la presencialidad. Allí deben ir destinados los recursos municipales, así como a equipar y ampliar la terapia intensiva de los centros de salud, a colocar el salario municipal al nivel de la canasta familiar y a la asistencia alimentaria de las familias desocupadas!

¡Hay que rechazar el impuestazo y la discrecionalidad en el manejo del presupuesto y exigir la apertura de los libros municipales, el control popular en el destino de las partidas, derogar todo subsidio a las iglesias, gravar la riqueza y que la prioridad la tengan la salud y la educación públicas en tiempos de pandemia!

Que todas las organizaciones obreras y populares del distrito se pronuncien contra este nuevo saqueo al bolsillo de los trabajadores y jubilados de Echeverría.

También te puede interesar:

El intendente Jaime Méndez sigue sin dar respuestas y manda las fuerzas represivas.
El rompecabezas del fraude y los intereses que hay detrás.
Es en reclamo por la reincorporación de la trabajadora despedida.
Movilizaron al Ministerio Público Fiscal de San Nicolás para denunciar la persecución judicial.