29/06/2021

Insaurralde impide el trabajo de 3.000 feriantes en Lomas de Zamora

Amenazas y represión contra trabajadores y cuentapropistas, en medio de la pandemia.

Entre el lunes y el martes de esta semana, feriantes del barrio Olimpo, en Lomas de Zamora, se manifestaron frente al municipio y con un corte en el Puente La Noria,contra los ataques que sufren por parte del Ejecutivo municipal de Martín Insaurralde, exigiendo que se les permita volver a trabajar en la avenida Olimpo, una conocida feria del distrito que funciona hace más de 15 años y que es la fuente de trabajo de miles de familias lomenses.

Son más de 3.000 trabajadores que reclaman poder trabajar y denuncian al intendente Martín Insaurralde y al secretario de Seguridad, Jorge Bonino, por la represión sufrida el pasado sábado cuando los trabajadores decidieron rearmar sus puestos. Denuncian un gran despliegue policial que avanzó contra los feriantes con agresión y represión. Además secuestraron mercadería de los trabajadores, que no ha sido devuelta hasta el momento.

Se trata de unos de los sectores más golpeados por las restricciones de la pandemia y por las políticas de hambre del gobierno nacional y municipal. Esta feria dejó de funcionar al comienzo de la cuarentena y ha dejado sin su fuente de trabajo a miles de familias. Los feriantes intentaron armar sus puestos varias veces pero esto es impedido por la policía, con la indicación de sacarlos definitivamente de la calle.

Rosana, una vecina y feriante, comenta que la única solución que le piden a Insaurralde es que le permitan trabajar para poder comer. Mariano, también feriante, denuncia las agresiones sufridas por parte de la policía la semana pasada cuando intentaba trabajar.

Desde el Ejecutivo municipal han recibido a los y las trabajadoras, y les han manifestando que de seguir defendiendo sus puestos de trabajo serían reprimidos y perseguidos judicialmente. Se trata de una conducta que no es novedosa: la gestión de Insaurralde viene de amenazar en los mismos términos a los vecinos del barrio del Camino de La Ribera, a quienes les ha impuesto un cerco policial que implica un sitiamiento de sus viviendas.

Desde los feriantes han reafirmado que seguirán movilizados por sus puestos de trabajo, ante un gobierno que no garantiza empleo ni ninguna salida laboral, y ante el crecimiento de la miseria y la pobreza en el país. Basta de persecución contra los trabajadores. Por trabajo genuino y salarios igual a la canasta familiar de $100.000.

También te puede interesar:

Movilicemos el próximo lunes a la audiencia en el Ministerio de Trabajo. Basta de acoso y maltrato laboral.
La provincia de Buenos Aires, epicentro de la crisis política.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.