20/07/2006 | 955

Insfrán-Kirchner, peor que bajo La Forestal

Extranjerizacion y desmonte del bosque formoseño

Gildo Insfrán, el ex menemista y hoy kirchnerista gobernador de Formosa, está entre los principales acusados de haber vendido 40 mil hectáreas de tierra en el departamento Bermejo “a precio vil” (¡8,60 pesos la hectárea!), de “hacer la vista gorda” frente al desmonte de los bosques naturales que había en esas tierras y de “usar la mayor parte del agua de la represa Laguna Yema para el riego de los extensos cultivos de algodón” de los nuevos propietarios (noticiascorrientes.com.ar, 5/2).


Los “nuevos propietarios” son el Twynam Agricultural Group, un pulpo alimentario australiano, que se hizo de esas tierras a través de su subsidiaria, Liag Argentina. Para venderlas, Gildo Insfrán “violó la Constitución de la Provincia” (ídem). Organizaciones populares y ambientalistas lo denunciaron ante la Defensoría del Pueblo de la Nación.


Ahora, “ante el creciente interés de inversores de radicarse en la provincia, el gobernador Gildo Insfrán instó a los hombres de campo a no mirarlos con recelo” (www.formosa.gov.ar, 4/6). Es que la economía campesina familiar de la provincia está siendo desmantelada. Para peor, se provoca “un genocidio ambiental”, según denuncia la Fundación para la defensa del ambiente, Funam. El grupo australiano ha desmontado 24 mil hectáreas de bosque natural en la zona de Laguna Yema destruyendo el hábitat de decenas de especies únicas de aves y animales. Lo mismo que ya habían hecho los australianos en la Finca Toloche, en Salta (ídem), donde también se han adueñado de grandes extensiones.


El grupo australiano fue acusado por la Funam de ser una “patética Forestal”. Pero, al menos, los ingleses que desmontaron el bosque chaqueño-santafesino a fines del siglo XIX y principios del XX, no se llevaban todo el tanino y el quebracho afuera, como hacen ahora los australianos (los durmientes para la extensa red ferroviara nacional salieron de La Forestal).


Los ingleses de hace un siglo ya parecen “santos” al lado de estos “patéticos socios” imperialistas de la “burguesía nacional”.


Twynam-Liag declara en su página web poseer en el país 120 mil hectáreas cultivadas con soja y algodón. Arriendan, además, “35.000 hectáreas para cría de ganado vacuno en las provincias de La Pampa y San Luis, y completan la producción total de terneros para invernar”.


El pulpo australiano conforma, con Benetton, Irsa-Cresud y Adeco-Soros, el “club” de los cuatro mayores grupos terratenientes de Argentina, dominado en un 90% por capitales extranjeros. En la era del “renacimiento” de la “burguesía nacional”, la tajada mayor de la riqueza argentina sigue yéndose afuera.

También te puede interesar: