29/11/2001 | 731

Intendente debuta cortando sueldos

Por C. P.

Con dos meses de atraso en los sueldos y los servicios casi paralizados, asumió el intendente San Millán. Su primera iniciativa fue anunciar un violento ajuste que afectará principalmente a los trabajadores de planta permanente y a la planta política. De entrada, ha planteado la confiscación de un mes de sueldo, cuyo pago sería postergado para marzo del 2002 contra la entrega de cheques diferidos (simplemente una promesa de pago que no cuenta con garantía alguna de cumplimiento). Con el propósito de sancionar este ajuste se convocó el viernes pasado a una sesión especial del viejo Concejo (los nuevos concejales recién asumimos el lunes 3 de diciembre) para aprobar el presupuesto, ingresado 24 horas antes, en donde lo único claro son los recortes a los sueldos, ya que no pueden hacer un cálculo de recursos sin tener la menor idea de los ingresos por coparticipación.


Se pretendía, además, prorrogar la ordenanza que convirtió al Banco Macro en agente financiero del municipio, lo que significa enormes ganancias por intereses usureros para el banco y la confiscación directa de los impuestos ni bien el contribuyente los paga.


Los anuncios de San Millán provocaron la reacción de los trabajadores del Concejo, que pararon e impidieron que se tratara el presupuesto. En la misma línea, los trabajadores del canchón municipal pararon y se autoconvocaron, clausurando los portones. El intendente se apoya en la complicidad del principal sindicato y está tratando de doblegar la resistencia de los compañeros para que acepten que se les pague con cheques diferidos.


Nuestro planteo


Hay que imponer el pago prioritario de los salarios y los servicios básicos, comenzando por los compromisos inferiores a 1.000 pesos, suspendiendo la incautación de la recaudación por la banca y constituyendo una comisión de control de los recursos y fiscalización de la operatoria, integrada por representantes de cada bloque y de las organizaciones de trabajadores municipales y del Concejo (planteando que éstas nombren sus representantes en cada comisión).


Esta misma semana, la bancada del PO convocará a delegados y representantes de los trabajadores a una reunión para elaborar un proyecto de ordenanza con este planteo. Pero el próximo miércoles hay que movilizarse para impedir que se concrete un nuevo intento de aprobar el presupuesto con el viejo Concejo.

En esta nota

También te puede interesar:

Panorama político de la semana.
La eliminación de los subsidios del Estado implicaría un golpe directo al bolsillo de los trabajadores.
El próximo 11 de diciembre realizaremos en la provincia una gran movilización contra el pacto con el FMI. 
Vamos por un plan integral de construcción de escuelas, controlado por la comunidad educativa.
Fue el pasado viernes por una convocatoria efectuada por el FIT-U.