13/12/2012 | 1252

Inundaciones: días de furia en Saavedra

Exclusivo de internet

La inundación del 6D fue la peor que recuerde el barrio en toda su historia, pero estaba largamente anunciada. Días atrás, y a instancias del PO, en el Consejo Consultivo de la Comuna 12 se votó un reclamo a la Junta Comunal y al Ejecutivo de la Ciudad para que inicien sin demora un plan de obras para evitar las inundaciones. Con la construcción de Tecnópolis, se eliminó un reservorio formado por una importante laguna que allí existía, y que actuaba como aliviador para evitar las inundaciones en Martelli y en Saavedra. Ello explica la reaparición de los anegamientos en Saavedra.


La construcción del Shopping Dot, como denuncian los vecinos del barrio Mitre y de la zona circundante, es un factor agravante de esta situación, y condujo a un estallido de bronca de los vecinos en el propio shopping. Los gobiernos de Macri en la Ciudad y el gobierno nacional de Cristina K estimulan la especulación inmobiliaria, la construcción masiva de megatorres, edificios de lujo y shoppings, y multitud de pequeñas o grandes obras "públicas" inútiles, que sólo sirven para llenar los bolsillos de empresas constructoras amigas.


Mientras tanto, colapsan los servicios públicos más elementales y se agravan todos los problemas sociales, con escuelas públicas deterioradas, hospitales vaciados de personal e insumos (Pirovano, Cesac de Saavedra), y carencia brutal de viviendas sociales. El drama de la reiteradas y cada vez más graves inundaciones en la Ciudad pone al desnudo la vacuidad de las frases grandilocuentes sobre los años gloriosos de "crecimiento económico".


Más que nunca, se hace evidente la urgente necesidad de un giro radical en la orientación social de la Ciudad, que no puede venir de quienes nos condujeron a esta situación. La salida es por izquierda.

También te puede interesar:

Sin la participación del Estado es imposible este crimen.
Anuncia convenios de asistencia directa a mujeres que sufren violencia en barrios populares mientras vacía la DGMuj y desaloja trabajadoras.
Se votó en la legislatura porteña, tras 14 años de congelamiento.
El gobierno porteño es responsable de esta crisis edilicia.
De cara a las elecciones legislativas exigimos el compromiso de su aprobación en la Legislatura porteña.