16/07/2003 | 809

IU-PS: El quinto sublema de Kirchner

Con la presentación de la alianza Ps-Iu, encabezada por el «socialista» Jorge Rivas, Iu le ha hecho un inmenso aporte a la caracterización política de la izquierda formada por el Pc y el Mst.


En términos políticos, una alianza encabezada con el Ps tiene una única lectura: Kirchner ha logrado un nuevo «sublema» en la provincia. El Ari, la alianza entre el Pta (D’Elía) y el Frente para el Cambio, el Polo Social y hasta cierto punto la coalición de intendentes y punteros que se presenta como Pj, todos se reconocen a sí mismos «hombres y mujeres de Kirchner». En la misma línea está el Ps, un partido que, recordemos, integró los gobiernos de Alfonsín, De la Rúa e Ibarra. El acto político postrero de Alfredo Bravo fue dirigir una carta a los militantes socialistas denunciando el vaciamiento de la campaña electoral del Ps (la fórmula presidencial estaba encabezada por él), en favor de Kirchner y del Ari. Jorge Rivas fue, según Bravo, uno de los responsables máximos de este vaciamiento, que el dirigente fallecido denunció como «regreso a la Alianza» y se iba a expresar en el apoyo al nuevo presidente en la segunda vuelta.


En el terreno en el que Lenin pedía una absoluta fidelidad a la independencia política de la clase obrera, Iu se ha aliado con un partido que fue parte de la Alianza y compone el arco político de apoyo al gobierno que viene a reconstruir la autoridad del Estado capitalista contra las masas.


Con la alianza con el Ps, Iu se afilia a las tendencias de restauración del Estado capitalista golpeado por el Argentinazo. El Ps forma parte de la coalición armada con la bendición de Kirchner para apoyar a Ibarra en la Ciudad de Buenos Aires. ¿Es necesario repetir que Ibarra es el desalojador de los habitantes sin vivienda, el adversario de las conquistas sociales de los trabajadores de Metrovías y el hombre que desvía todos los días millones de dólares a los negociados armados tras la fachada de la Corporación Puerto Madero, la Corporación del Sur, las autopistas de Ausa y el Banco Ciudad, y es el candidato del partido que ha sellado la alianza electoral con Iu?


El Ps es protagonista de la coalición armada en Santa Fe (Ari, etc.) para apoyar a Binner en la provincia. Pero, ¿acaso algo de lo dicho sobre Ibarra no vale, con las peculiaridades del caso, para el «socialista» Binner?


El Mst, que no le daba seis meses de vida a Kirchner (decía que era el gobierno «más débil de la historia»), se anota ahora en una perspectiva de larga duración del kirchnerismo. Aquí tenemos otro ejemplo de la consistencia de estos «trotskistas».


Largo camino


Según la información periodística (El Día, 15/7), en la alianza electoral Iu obtuvo las dos primeras candidaturas a diputados nacionales, lo que para los dirigentes de la «izquierda que se une» puede servir para justificar el acuerdo político con una corriente «socialista» que ha sido sostenedora del régimen capitalista durante los últimos cien años. Al final ha conseguido lo que Patricio Echegaray siempre llamó, sin eufemismos, «un frente de izquierda-centro».


El modelo era y es el Frente Amplio de Uruguay, que ha sido guardián del régimen capitalista en la vecina orilla durante décadas.


Dijimos en el balance de la campaña electoral que «lo esencial que nuestro partido no ha logrado (y no es la primera vez) es dejar establecida la diferencia política entre el PO e Iu» (PO N° 798). Iu ha hecho, en este punto, una contribución extraordinaria.

También te puede interesar:

Los privilegios de integrar el régimen de poder.
Falleció a los 84 de coronavirus, cumpliendo funciones en París como embajador del gobierno de Alberto Fernández en la Unesco.
Escribe Néstor Pitrola