07/10/1999 | 645

Izquierda Unida con la Concertación de Duhalde-Aprile

En Mar del Plata se ha constituido el “Consejo de Concertación” (ver carta abierta PO). Es así que el Eje­cutivo (Aprile-Alianza), todos los bloques del Concejo Deli­berante (PJ, Frepaso, Ucr, Acción Marplatense —menemo/russakista—) el obispado, las cámaras patronales (Lamachia-duhaldista), la CGT, la Mesa Sindical (Cta, Bancarios, Uta, Camioneros) y la Fe­deración Fomentista, se com­prometen en una serie de ‘re­clamos’ a la provincia y la nación.


El programa de la concer­tación reclama todo tipo de subsidios para los empresa­rios. También proponen crear empleos transitorios (contra­tos basura), perseguir la com­petencia desleal (vendedores ambulantes), un plan canje de maquinarias para la industria local (¡más subsidios!), la in­clusión de Mar del Plata en el Fondo de Reparación Históri­ca del Conurbano (para man­tener los aparatos políticos patronales), etcétera.


En este engendro reaccio­nario, ha puesto su firma el “Movimiento Vecinal Mar­platense de Cara al País” que ha sido copado por la lis­ta local de Izquierda Unida. Pero esta gente no sólo ha concertado con los privatizadores de Eseba y los represores de la ocupación de la catedral sino que están reivindicando una mejora en los “niveles de seguridad” por mérito de los foros duhaldistas (a los que impulsan a muerte) ¡justo en el momento que se ejecuta la masacre de Ramallo y que no se hace nada por esclarecer la desaparición de las prostitu­tas (hechos de los que son sospechosos la mafia policial-ju­dicial, que usufructúa el ne­gocio de la droga y la prosti­tución)!


La concertación demues­tra el sometimiento incurable de la Mesa Sindical a los par­tidos patronales y también de la izquierda que se une… al Estado capitalista en descom­posición.


Contra este desbarranque, impulsemos la independencia política de los trabajadores apoyando la campaña electo­ral del Partido Obrero y el paro activo regional por nues­tras reivindicaciones.

En esta nota

También te puede interesar:

La puja por el subsidio la pagan los trabajadores y usuarios.
Los trabajadores de transporte pierden un 10% del salario.
Es necesaria la intervención de los trabajadores. Escribe Eduardo Salas.
Reclamamos condiciones de seguridad para los trabajadores.
Los trabajadores renovaron el mandato de sus delegados contra las maniobras de la burocracia.