25/10/2001 | 726

Izquierda Unida y la Ley Baglini

Aunque todavía no asumieron sus bancas en la Legislatura provincial, los legisladores electos de IU ya se sienten miembros de la «clase política».


IU hizo en Córdoba todas sus campañas (tanto para la constituyente trucha como para las elecciones legislativas) con la consigna de que los legisladores ganen lo mismo que una directora de escuela, porque, decían, de esa manera se ahorraba plata para educación y salud.


Ahora, los legisladores electos de IU anuncian con bombos y platillos que tienen listo el proyecto de reducción de dietas para presentarlo no bien asuman. ¿Por fin plata para educación y salud? No, nada de eso. Según Liliana Olivero, la legisladora electa de IU, el proyecto es muy importante porque «queremos que la clase política vuelva a reencontrarse con la sociedad civil y ésta es una forma de confiar en la clase dirigente» (La Mañana de Córdoba, 18/10).


Mientras los salarios de los trabajadores caen, mientras la desocupación avanza, mientras la industria cierra, mientras 55 niños mueren por día por desnutrición, mientras una guerra imperialista avalada por la «clase dirigente» sacude a los pueblos pobres del mundo, Liliana los quiere reconciliar con los políticos capitalistas, para que vuelvan a creer y confiar. Si en cuatro días IU ya ha producido este engendro, ¡qué nos queda para más adelante!

En esta nota

También te puede interesar:

Aunque el Frente de Izquierda mejoró su elección en relación con las Paso, no alcanzó sin embargo para obtener representación legislativa
Los candidatos del FIT auguran una gran elección de la izquierda en todo el país
En las últimas semanas, la campaña electoral estuvo surcada por las señales en favor de un arreglo con los fondos buitre por parte de los principales candidatos
Jorge Altamira y Alfredo Blanco (ex decano) debatieron, el miércoles 7, sobre la "Crisis mundial y su impacto en América latina"