18/09/1997 | 557

Izquierda ‘Unida’ y la masacre de La Tablada

Algunos dirigentes del MTP han firmado el apoyo a las candidaturas de Izquierda Unida. El «acuerdo programático» entre el PC y el MST plantea «la libertad de los presos políticos, los detenidos por los hechos de La Tablada».


Pero en enero de 1989, cuando los militantes del MTP eran masacrados en una «operación de estado» diseñada entre las jefaturas de las Fuerzas Armadas, el gobierno (UCR) y el PJ, fríamente ejecutada por los militares y los ‘servicios’ fascistas, la IU y el Mas sacaban una solicitada especial en los diarios firmada por Vallarino y Guidobono para repudiar a los militantes del MTP que se encontraban dentro del regimiento.


Este acto de IU y el Mas le valió a Luis Zamora una invitación de Bernardo Neustadt al programa Tiempo Nuevo, ante quien Zamora dijo: «Lo primero (sí, ‘lo primero’, PO) aunque sea repetitivo, es el repudio de estos hechos. Categórico, rotundo. Un repudio a una metodología criminal que ha costado la vida de policías, de conscriptos, de militares…» (reproducido en Solidaridad Socialista 268, 7/2/89).


Izquierda Unida responsabilizó por la masacre de La Tablada, no al ejército, sino al MTP. No fue lo que en aquel momento planteamos en Prensa Obrera, donde denunciamos: «La política carapintada necesitaba que se consumara una masacre» (como) «continuación de la política impulsada por los … levantamientos derechistas», para arrancar el indulto y el reforzamiento represivo del Estado (P0 257, 9/2/89). IU calificó a los ocupantes del regimiento de «sanguinarios terroristas», epíteto que jamás utilizó para condenar a los ‘carapintadas’.


IU sucumbió ante el pánico creado por el terrorismo político desatado por la burguesía y ante su propio electorerismo (comenzaba la campaña para las elecciones del 14 de mayo del 89). Pero fue más lejos aún. En el mismo programa Tiempo Nuevo del 89, Luis Zamora dijo: «el día que acá haya un militar que diga yo torturé a un chiquito delante de su madre porque quería saber dónde estaba el padre, acusado de ser montonero. El día que los militares digan eso, se abre un debate en el país. Si estuvo bien o estuvo mal torturar un chiquito delante de su madre para combatir la guerilla…». No fue Graciela Fernández Meijide quien ‘inventó’ al general Balza.


Cuando le preguntaron sobre Jorge Baños, militante del MTP asesinado en Tablada y copatrocinante de juicios en el CELS, Zamora respondió: «yo pensé que era normal, no un criminal y un traidor a la democracia» (revista Gente, enero del 89).


Estos son los antecedentes que los dirigentes del MTP han ‘olvidado’ con su apoyo a IU en ‘el regreso’.

En esta nota

IU, MTP, mst, pc

También te puede interesar:

Una respuesta a nuestrxs compañerxs del PTS y el MST.
Polémica sobre la Marcha por la Diversidad en Caleta Olivia.
Algunos puntos de debate estratégico sobre la rebelión en Estados Unidos que surgen de la Conferencia de la izquierda convocada por el FIT-U