Políticas

19/9/2013

|
1286

Jubilaciones provinciales: Scioli chamuya mientras sigue el vaciamiento del IPS

Desde 2011, la jubilación mínima en Buenos Aires se mantuvo congelada en 886 pesos. Ahora Scioli, en un intento desesperado de frenar la debacle electoral del kirchnerismo, ha salido a propagandizar un aumento del 112% en tres cuotas. La mínima quedará en 1.217,22 en setiembre, lo que implica un aumento de 331 pesos. En enero se pasa a cobrar 1.548,45 (231 pesos más). Recién en abril del año que viene la mínima estaría en 1879,67. Sólo aplicando el 82% móvil al salario mínimo que está en 3.300 pesos llevaría la jubilación mínima provincial a 2.706 pesos (retroactivos a marzo 2013), mil quinientos pesos más que la miseria sciolista resuelta para septiembre. Por donde se lo mire, lo de Scioli es una impostura.


Por otra parte el anuncio sólo involucra al 5,5% de los jubilados que cobran la mínima. El resto de los jubilados de IPS cobrarán en septiembre el aumento del 8 por ciento correspondiente a la segunda actualización anual. La anterior fue del 14% en marzo. Scioli-Insaurralde mantienen la política de confiscación de los fondos de los jubilados, al igual que Cristina lo hace con la Anses.


Para terminar con el vaciamiento de las cajas jubilatorias y conquistar el 82% móvil es necesario ejercer el control y la dirección por parte de los trabajadores y de los jubilados del IPS y de la Anses. Un paso firme en esta dirección es la conquista de direcciones clasistas en los sindicatos, como las 11 seccionales opositoras en Suteba. Otro paso serán los miles de votos al Frente de Izquierda, cuyos candidatos defienden estos reclamos en los lugares de trabajo, y llevarán a la legislatura y al congreso el proyecto del 82% móvil para todos los jubilados.