29/06/2021
elecciones 2021

Jujuy: triunfo de Morales con el PJ como colectora

Balance de las elecciones del domingo 27. Importante elección del FIT-U.

Rubén Rivarola (PJ) y Gerardo Morales (UCR)

Los resultados provisorios –hay que esperar el escrutinio definitivo– de las elecciones provinciales de Jujuy están confirmando el carácter profundamente fraudulento y antidemocrático del régimen político encabezado por Gerardo Morales. Las listas del gobernador “Cambia Jujuy” (41,69%) y la del PJ–Frente de Todos (13,6%) acumulan un 55% de los votos y se estarían quedando con las 24 bancas legislativas que se pusieron en juego en la elección. De esta manera el 45% de los votantes jujeños no tendrá representación parlamentaria y no casualmente la fuerza política más perjudicada es el Frente de Izquierda que aún consiguiendo el tercer lugar con un 7,5% no estaría conquistando diputados.

Fraude y proscripción: instrumentos para reforzar al régimen que gobierna

Un sincericidio poselección de Rubén Rivarola en el bunker del PJ explica mejor que nadie el porqué del piso proscriptivo del 5% del padrón, el adelantamiento electoral y las irregularidades en el día de los comicios: “lo que más quisiera es que seamos solo dos partidos en la Legislatura”. A confesión de partes, relevo de pruebas. El empresario y presidente del PJ desnudó por completo las intenciones electorales de quienes gobiernan: reforzar un régimen político de cogobierno entre Morales y el PJ que se monta mediante pactos en la Legislatura, la persecución política a opositores y el apoyo de una oligarquía provincial que obtuvo beneficios inmensos de la mano de este entramado.

Todo el proceso electoral estuvo atravesado por irregularidades y maniobras fraudulentas a imagen y semejanza de cómo gobierna Morales día a día. El anuncio del adelantamiento del calendario electoral especulando con el peor momento de la pandemia y el invierno para lograr una baja participación ya era un anticipo de que preparaban unas elecciones amañadas. El domingo de los comicios se cercenó a los fiscales generales de cumplir sus funciones, aparecieron urnas abiertas en el lugar de la carga informática, que a su vez estuvo a cargo de una empresa (Simecom) cercana al gobernador. La carga se cortó en el 30% de lo escrutado sin saber ni siquiera cuánta gente votó. A todo este cóctel fraudulento se le suma que el presidente del tribunal de justicia a cargo de organizar la elección es un radical excandidato a vicegobernador de la provincia (Otaola).

A pesar de este escenario adverso el Frente de Izquierda Unidad continúa disputando por entrar a la Legislatura estando a 500 votos que habrá que pelearlos en el escrutinio definitivo. Plantearemos la apertura de urnas y la defensa voto a voto del FIT-U contra las maniobras fraudulentas de Morales.

Lo que dejan los números…

El 41% de la lista oficialista consolida al régimen de Morales que logró el apoyo de la oligarquía jujeña quien se vio beneficiada por un ajuste brutal contra los salarios, con licitaciones del Estado por doquier (Rivarola uno de ellos) y negociados a futuro como el cultivo de cannabis, Proyecto Cauchari, y la explotación del litio junto a multinacionales. Todo esto con la colaboración al mango del peronismo. El PJ ha sufrido un derrumbe electoral extraordinario. Aunque los grandes medios lo omitan, el peronismo es una parte fundamental del gobierno. Morales no solo gobierna con Rivarola en la Legislatura con quien actúa en bloque votando leyes de ajuste y negociados de ellos mismos, sino también a través de su vicegobernador Haquim, un massista de pura cepa, que presentó su propia lista para aportar a la disgregación del voto peronista. Con este peronismo “moralista” se entiende el porqué del silencio de la Casa Rosada respecto a las elecciones jujeñas. El triunfo de Morales refuerza un ala de la UCR que colabora con el gobierno nacional. Los unen los negocios en común, como dijimos, en el litio, el cannabis el endeudamiento y los parques eólicos.

Las otras alternativas, ya sea Carolina Moisés o Palmieri, no han levantado vuelo. En el caso del ùltimo, fue el candidato de Milagro Sala, y su ínfimo porcentaje muestra la caída de su influencia política. El kirchnerismo, nacionalmente le dio la espalda. Parte del aparato de punteros de Milagro Sala se pasó al gobierno de Morales, lo que no impide que el discurso del gobernador gire en torno al ataque a la Tupac Amaru, cuyo descrédito explota electoralmente.

El Frente de Izquierda Unidad creció en relación a su votación de 2019, casi duplicando el porcentaje, pero quedó muy lejos del 16% de 2017. Esa elección había logrado consagrar 4 diputados provinciales y 5 concejales dos de ellos en la San Salvador, dos en Ledesma y uno en Palpalá. En esta oportunidad el FIT-U tuvo una elección destacada en San Salvador (11,12%), principalmente en Alto Comedero con picos de 20% en algunas mesas, obteniendo el segundo lugar a concejal y logrando el ingreso de Gastón Remy, mientras que en Palpalá (7,95%) ha salido primero obteniendo la renovación de la banca de Julio Mamani (PTS) y el ingreso de Betina Rivero (MST).

En otras localidades no ha podido sostener estos números con el dato negativo de perder las bancas de Ledesma. El FIT-U no pudo consolidar el gran triunfo del 2017 en la localidad, con el apoyo, en ese entonces, del sindicato azucarero. El FIT-U, como ha ocurrido en otras experiencias, no fue capaz de estructurar el apoyo electoral desarrollando una influencia organizada en los sindicatos, el movimiento de desocupados y el movimiento popular. En ausencia de esa estructuración, los avances electorales profundos que se logran, abren paso luego a retrocesos.

La cooptación generalizada por parte de Morales coloca al FIT-U como la única oposición al régimen. La elección mostró que un núcleo importante de los explotados de la provincia apoya una alternativa política independiente en rechazo a los que vienen gobernando hace décadas. La tarea es desarrollar esa influencia de la mano de la organización de las luchas y la estructuración política en una vanguardia obrera y popular.

La campaña electoral del Partido Obrero, una preparación para lo que se viene

El Partido Obrero desarrolló una intensa campaña electoral, apoyándose en la lucha directa contra el gobierno con movilizaciones y cortes de ruta del movimiento piquetero independiente en más de 6 localidades de la provincia. Jujuy es de las provincias más golpeadas por el crecimiento de la pobreza y el hambre y principalmente por la caída del empleo (4 mil puestos de trabajo perdidos en el último año) por lo que la lucha piquetera encarna con un amplio sector de las masas que pelea por trabajo y que lamentablemente tiene que acudir a comedores populares. Por esta razón las asambleas que organizó el Partido Obrero en las barriadas, preparatorias a las elecciones, tuvieron una alta participación con cientos de compañeros que luego se sumaron a pelear por el voto al FIT-U. Las visitas de Claudio Del Plá y Néstor Pitrola, dirigentes con enorme trayectoria, apoyaron esta perspectiva. Aportamos 85 fiscales a la tarea de defender los votos del FIT-U.

Profundizar este camino es la tarea de la etapa: La crisis indudablemente se va a agravar por la orientación fondomonetarista del gobierno nacional y provincial por lo que las luchas de los trabajadores no faltarán. El FIT-U tiene que transformar su caudal electoral en un desarrollo político entre las masas obreras de la provincia. Para eso es fundamental un Congreso de toda su militancia convocando a los luchadores y trabajadores que quieran discutir un programa de salida a la crisis y por supuesto avanzar en listas únicas para las próximas elecciones nacionales. El Partido Obrero pondrá todo su empeño en pelear por un ascenso revolucionario de los trabajadores y la izquierda en Jujuy y en todo el país.

 

También te puede interesar:

Soledad Díaz y Emanuel Berardo encabezan una lista que expresa un proceso de lucha y organización contra el ajuste.
El FIT-U como única alternativa a los que hunden el país y la provincia.
Desde Jujuy y Misiones hasta Tierra del Fuego y Santa Cruz.
La lista “1A Unidad de la Izquierda” para las elecciones del próximo 12 de septiembre.