30/07/2015 | 1374

La agenda de los trabajadores quilmeños


En los últimos días, el intendente de Quilmes, Francisco «Barba» Gutiérrez, denunció que con Aníbal Fernández gobernador va a aumentar el narcotráfico. En 2011, Gutiérrez acusó a Aníbal, ante el asesinato de un comerciante, de tirarle cadáveres para entorpecer su gestión.


 


El problema es que Aníbal no es un candidato más, es el jefe de gabinete del Gobierno de Cristina Fernández al que pertenece el intendente quilmeño. Gutiérrez reconoce, entonces, el entrelazamiento del poder político, en sus distintos niveles, con las mafias del narcotráfico, de la trata de personas y de las zonas liberadas.


 


Hace ocho años, los estudiantes y docentes, con un gran apoyo de la comunidad, reclamaban por el edificio y las condiciones de estudio en la Escuela Municipal de Bellas Artes. El intendente Gutiérrez coqueteó con esa lucha en su campaña electoral. Después de ocho años de gobierno K, los estudiantes se movilizan reclamando por el edificio.


 


El deterioro edilicio en todo el distrito se ha agudizado. En los últimos años, las casas de los vecinos de Solano y Bernal Oeste cercanas a los arroyos se inundaron en reiteradas oportunidades. El municipio respondió a los reclamos con la entrega de algunos colchones y ropa, pero sigue tirándose la pelota con la provincia, sobre quién debe hacer la limpieza y profundización de los arroyos.


 


La precarización laboral en el ámbito público es un aval a los precarizadores privados. Por ejemplo, las obras de reparación de los hospitales Iriarte y Oller se hacen con mano de obra precarizada del Argentina Trabaja.


 


Vamos a llevar al Concejo Deliberante el planteo de pase a planta permanente de todos los trabajadores que cumplen funciones el ámbito municipal con contrato precario, y a plantear allí el control de las empresas para reclamar el pase a plata permanente de todos los empleados de las tercerizadas con el convenio de la rama.


 


Vamos a llevar al Concejo el planteo de impuestos a las grandes fortunas y a los especuladores inmobiliarios para realizar un plan de viviendas para la población, cuyo déficit es superior al 10% de la población, para que los vecinos puedan acceder con cuotas similares al 10% de sus ingresos, cuya asignación de prioridades sea controlada por los interesados y publicada en las páginas del municipio. Multas a los contaminadores para financiar la limpieza de desagües y arroyos.


 


Vamos por comisiones de seguridad e higiene en todas las plantas industriales. Para que la salud pública sea una prioridad, un aumento del presupuesto para la salud. Que se complete la planta de personal de los hospitales Iriarte y Oller, los dispensarios y las unidades sanitarias. Que se resuelvan los problemas edilicios y de puesta en pie de todos los servicios y especialidades faltantes, equipados de acuerdo con la tecnología del siglo XXI, supervisado por los trabajadores de la salud.


 


La representación genuina del pueblo trabajador quilmeño está en los candidatos de la Lista Unidad del Frente de Izquierda.


 


 

En esta nota

También te puede interesar: