22/03/2021

La doble jubilación y pensión de privilegio de Cristina: la hipocresía K

Con un haber mínimo en $ 20.571 y una canasta básica de jubilados que supera los $ 50.000, la tercera edad pasa penurias.
Plenario de Trabajadores Jubilados Córdoba

Es un tema ampliamente difundido que la Anses habilitó el pago, en tiempo récord, del doble beneficio de privilegio a la vicepresidenta Cristina Fernández. De este modo percibe su jubilación por el periodo en la que fue presidenta y la pensión por el fallecimiento de su esposo Néstor Kirchner.

La percepción de este doble beneficio había sido suspendido durante el gobierno de Macri desde el 1 de noviembre del 2016 en una resolución firmada por Carolina Stanley, quien oficiaba de Ministra de Desarrollo Social. Cristina presentó un recurso en el fuero de la Seguridad Social y recientemente el juez federal de la Seguridad Social, Ezequiel Pérez Nani, falló a favor de la ahora vicepresidenta para que pueda percibir ambos beneficios, mas los retroactivos correspondientes.

Con la resolución ya efectivizada que la habilita a percibir centenares de miles de pesos mensuales y un millonario retroactivo, CFK renunció a su sueldo como vicepresidenta y autorizó el descuento por ganancias en sus beneficios que están eximidos, como los de los jueces de la corte suprema.

Un poco de historia con el tema de los juicios de jubilados

En un recordado discurso por cadena nacional, el 29 de noviembre del 2012, CFK se refirió a los centenares de miles de juicios contra la Anses, en el que definió a las y los jubilados como “buitres y caranchos”, agregando que “es fácil hacer socialismo con la plata del Estado” (sic) con el aplauso entusiasta del coro de alcahuetes de rigor.

Ya sabemos que las Cámaras de la Seguridad Social dieron la razón a quienes litigaban en fallos famosos como los de Badaro, Ellif y otros. Precisamente por estos fallos que reconocían la pertinencia de aquellos reclamos; el gobierno trató de desplazar al juez Luis Herrero, el más enérgico en hacer valer los derechos de las y los jubilados. Como esta maniobra fracasó, el kirchnerismo impulsó un juicio político contra Herrero a través del Consejo de la Magistratura cuyo fallo fue absolutorio para el juez. Como vemos no se trataba solo de un discurso, sino de una feroz política contra aquellos justos reclamos.

Años después en 2016, el macrismo impulsó una ley llamada de “Reparación Histórica” con el objetivo confeso de terminar con la avalancha de juicios de los jubilados, tanto que en el artículo 1 de esa ley (27.260) se plantea terminar con la “litigiosidad previsional”. Dicha ley votada entusiastamente por PJ-Kirchnerismo y sobre todo el massismo, además del macrismo que la había impulsado, fue un chantaje y una estafa como ya veremos, reconocía explícitamente que a más de un millón de jubilados la Anses le había calculado mal, ex profeso, su haber inicial.

Y era un chantaje porque quienes aceptaran la “Reparación” debían renunciar a sus juicios si ya los tenían iniciados o no comenzarlos para quienes no lo hubieran iniciado. Para colmo quienes tenían sentencia con fallos firmes solo cobraban el 50% de lo establecido en ese fallo y además en cuotas como retroactivo más la actualización del haber. Para el resto solo actualización del haber sin derecho al retroactivo, claro que tal actualización fue discrecionalmente establecida por la Anses.

Se trató de un claro chantaje porque el promedio para cobrar un juicio rondaba los 10 años por la apelaciones de Anses con el resultado de que muchos jubilados morían antes de poder recibir esa corrección. Es necesario detenerse en estos detalles porque desconocer el derecho de los jubilados a litigar fue y es una política de Estado tanto con el Kirchnerismo como con el macrismo.

Tenemos entonces que el derecho de legítimo reclamo que reiteradamente se pretendió cercenar a millones de jubilados, la sra CFK lo utiliza para defender sus privilegios que en su caso le son aceleradamente reconocidos. Mayor hipocresía imposible.

Schiaretti, los jubilados provinciales cordobeses y el Tribunal Superior de Justicia

Pero ahora tenemos que el fallo que favoreció a CFK pone en ridículo a Schiaretti quien mediante la reaccionaria ley 10.694 introduce modificaciones en el régimen previsional provincial, que en el caso específico del doble beneficio plantea una quita del 20% a la suma de ambos haberes y de carácter permanente. Como ya hubo juicios y fallos contra la aplicación del artículo 35 de esta ley que establece esta quita y ante las apelaciones de la Caja Provincial, el Tribunal Superior (TSJ) de Justicia en un fallo bochornoso rechazó los amparos en favor de dos jubiladas que venían sufriendo estas quitas.

El fallo del juez federal de la Seguridad Social Nani que favorece a CFK en la percepción del doble beneficio deja en ridículo y sin sustento al TSJ de Córdoba que tendría que revocar su propio fallo sobre este tema, cosa que es poco probable que haga. Mientras tanto hay que organizar el reclamo colectivo de todas y todos los jubilados provinciales afectados por la aplicación del artículo 35 de la ley 10.694, lo que no quita la necesidad de abordar el planteo de la derogación de la propia norma y reclamar la vigencia plena de la 8024.

Y en cuanto a las y los jubilados de Anses queda claro que hay que impulsar masivamente juicios por los recortes (inconstitucionales) en los haberes, primero con Macri y ahora con los decretos de Fernández.

Los recursos legales debemos integrarlos al Plan de Lucha que venimos desarrollando desde la Autoconvocatoria de Organizaciones de Jubilados por los $15.000 de aumento de emergencia, moratoria irrestricta para que todas y todos los adultos mayores puedan jubilarse, reclamamos $ 56.000 de haber mínimo, 82% móvil, vacunas para todos los adultos mayores y el conjunto de nuestras reivindicaciones.

 

También te puede interesar:

Prensa Obrera dialogó con Jimena, tía de Agustín víctima de la represión estatal.
Justificó una nueva licencia haciendo una defensa del gobierno de Alberto Fernadez y cargó contra Macri.
Sathya se había suicidado en 2020 tras denunciar abuso sexual por parte de su progenitor y no recibir respuestas de la Justicia.
La Justicia pretende enjuiciar a quienes fueron parte del estudiantazo del 2018, una criminalización de la protesta.
En lo que va del mes hubo cuatro allanamientos que dan cuenta de una red organizada.
Scioli y Berni, candidatos de un peronismo derechista y antiobrero.