21/03/2002 | 746

La estafa de las AFJP

Por J. M.

Varios directivos de la AFJP Siembra (del Citibank) y de la sociedad bursátil Rabello han sido detenidos por estafa con los fondos provisionales do los afiliados a esa administradora. La maniobra era sencilla: por la mañana, los ejecutivos de Siembra ordenaban a Rabello la compra de determinadas acciones; si al cierre de las operaciones el valor de las acciones había caído, se inscribía como una operación realizada por Siembra y la pérdida se cargaba en el fondo previsional; pero si el valor de la acción había subido, no se registraba como una inversión de Siembra sino del Banco Privado de Inversiones. Desde allí, se “triangulaba” para repartir los beneficios de la estafa contra los 446.000 afiliados de Siembra entre el Citi, el BPl y la bursátil. La reglamentación y el control del organismo estatal encargado de controlar a las AFJP permitió que durante años se realizaran este tipo de tropelías. Como cualquiera podrá suponer, esta es apenas una de las muchas estafas que las AFJP realizan contra el patrimonio de sus afiliados. “El caso de Siembra-Rabello-BPI es sólo el que más lejos ha llegado. Pero hay también otras maniobras y otras AFJP que están siendo investigadas” (Página/12,12/3). La estafa no es la excepción sino la norma, precisamente porque el régimen de la jubilación privada no fue creado para asegurar una jubilación a los aportantes sino para, como decían sus promotores, “fortalecer el mercado de capitales”. Es decir, llenar los bolsillos de los chupa sangre financieros.

En esta nota

También te puede interesar: