11/10/2007 | 1013

La foto que Cristina no podrá mostrar

Fracaso del acto kirchnerista en la ESMA

El traspaso de la Esma y el Museo de la Memoria es, como las elecciones que se avecinan, un enorme fraude. Es un acto demagógico que ha impulsado incluso nuevos negociados.


Las instituciones navales que funcionaban en el predio fueron enviadas al campo recreativo de la obra social de los marinos, en Vicente López. El jefe de gabinete de la Secretaría de Derechos Humanos dijo que no iba a haber gastos por el traspaso.


Sin embargo, el gasto que afrontará el Gobierno será en la mudanza de las instituciones navales. Se realizaron cuatro licitaciones. “Las cuatro fueron ganadas por la empresa San José Construcciones, que lidera el almirante retirado Basilio Pertiné, cuñado del ex presidente Fernando De la Rúa. De los 68 millones de pesos que implica el traslado se adelantaron 23 pero aún no se construyó ningún edificio para albergar a los marinos (El Tribuno, 2/10). En el acto, Garré elogió a la Armada por haber cumplido con el traslado, a pesar de haber tenido “dificultades” para reubicarse.


Pero, con todo, el hecho más significativo alrededor del Museo de la Memoria no es este.


A mediados de septiembre todos los medios nacionales anunciaban que en octubre se realizaría el traspaso de la Esma con la presencia de Kirchner. Se anunciaba la presencia de Madres, Abuelas y todas las organizaciones oficialistas en un acto electoral, a semanas de las elecciones, con Julio López desaparecido.


Sin embargo el acto terminó siendo a puertas cerradas, con la presencia de Garré y Godoy (jefe de la Marina), el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, y el ministro de Derechos Humanos de la Ciudad, Omar Abboud, “representantes de organismos de derechos humanos”. No se dejó ingresar a los medios al acto.


No hubo acto porque en la última reunión del Instituto Espacio para la Memoria (integrado por el Gobierno de la Ciudad, el nacional y los organismos), se reprodujo la crisis política existente en el gobierno, entre sus distintas facciones. El gobierno pretendió hacer pasar un documento que repartía los 34 inmuebles del predio entre el Instituto (ente autárquico), la ONU, la Ciudad y la Nación, “para impulsar la memoria”. En el reparto, quedaba un edificio para las Madres de Plaza de Mayo y nada para Abuelas y los demás.


Ante esto, Abuelas se negó a firmar y otros organismos repudiaron la “propuesta” del gobierno, lo que obligó al levantamiento del acto público con la presencia de Abuelas y Madres. Finalmente, ni Kirchner ni Cristina participaron de la apertura.


Garré busca ocultar el fracaso nombrando a Madres y Abuelas en su discurso. Fue en el único lugar donde lograron unirlas. La imagen con las principales figuras de los organismos históricos es una foto que Cristina no podrá mostrar de cara a las elecciones.

En esta nota

También te puede interesar:

Juzgarán a los genocidas Etchecolatz y Garachico.
¡Hasta la victoria, Luisa Toledo!
Reclamamos una comisión independiente que investigue todas las denuncias de violaciones a los derechos humanos.
Una masiva movilización contra la impunidad de ayer y de hoy copó las calles de la provincia.
Cuatro décadas de movilización ininterrumpida, por el castigo a los asesinos de ayer y de hoy.