25/09/1997 | 558

La izquierda encubre a la Alianza

La mayoría de los partidos de izquierda, como el Ptp-Mst-Patria Libre, han decidido no cortar el cordón umbilical que los liga de muchas formas a la alianza UCR-Frepaso-UIA, o a otras variantes burguesas, como es el caso del partido comunal de Tartagal al cual se integró el Mst.


La izquierda en la Universidad no es ajena a esta política. Esto se corroboró en las recientes reuniones de las agrupaciones de la Facultad de Arquitectura para discutir la formación de un frente para las próximas elecciones de Centro de Estudiantes. Este frente se abortó rápidamente ante la cuestión de fijar una posición frente a la ‘alianza’, ya que tanto el Ptp como Patria Libre atacaron violentamente el planteo del PO de denunciar los intereses sociales que defiende esta alianza patronal, tanto en lo nacional como en la Universidad.


Para la Nueva Corriente (Ptp), criticar a la alianza es un desatino, ya que el único enemigo es el gobierno y hay ‘sectores’ del Frepaso que son ‘nuestros aliados’; por lo tanto, «estamos en contra de formar una alianza antialianza», y hay que llamar al MNR y al Frente Grande (Frepaso de Arquitectura) a concretar «una alianza»


Patria Libre también acusó al PO de miopía por no distinguir a la Franja del Frepaso (?) y que se podía omitir la denuncia adoptando «la fórmula que encontramos en Derecho junto al Mst y al Ptp (con los cuales formaron una lista común), señalando que el Frepaso no es un opositor consecuente».


El Mst, si bien criticó a la alianza, trató de no profundizar el planteo.


La ‘izquierda’ se convierte en responsable de que los trabajadores y la juventud sean engañados por la Triple Alianza de la burguesía.


 

También te puede interesar:

Fue el pasado viernes por una convocatoria efectuada por el FIT-U.
La mentira del gobierno acerca de que no va a recortar el gasto público para eliminar el déficit fiscal.
Recibió al presidente de la multinacional y al secretario general del Smata para lucir la impronta de un acuerdo antiobrero.
El gobierno busca ocultar su propia responsabilidad en la escalada inflacionaria.
Fruto de los topes salariales y el alza inflacionaria.