30/08/2021

La lucha por la urbanización y la campaña del FIT: el desafío de conquistar diputados que luchan por las causas populares

Vanina Biasi, Amanda Martín, María del Carmen y Tatiana Fernández en “La Carbonilla”

El sábado 28, en el marco de la campaña electoral, tuvo lugar una enorme actividad en “La Carbonilla”, garantizada por compañeras y compañeros del Polo Obrero, en la que recorrimos casi todo el barrio, recogiendo muchas inquietudes, pero sobre todo con muchísimo entusiasmo por la propia campaña en curso y el protagonismo y la relevancia que tiene la militancia del Polo Obrero en la campaña del Frente de Izquierda -Unidad.

En la recorrida también estuvieron presentes compañeras y compañeros del Polo Obrero de “Jonte”, que se sumaron hace unos meses, dando cuenta así del enorme desarrollo de la organización.

El eje del debate giró en torno a la urbanización del barrio, tanto las delegadas de la Carbonilla y Jonte, como María del Carmen Diaz hicieron hincapié en todas las carencias que sufrimos quienes vivimos en barrios populares. La urbanización del barrio es una necesidad inmediata. El reclamo de las compañeras por el voto al Frente de Izquierda en la legislatura aparece directamente ligado a la lucha por la urbanización. Posteriormente hicieron uso de la palabra Amanda Martin, actual legisladora, y Vanina Biasi.

Amanda hizo referencia a la lucha que se desarrolla en la legislatura contra la especulación inmobiliaria y los lobbies capitalistas que se recuestan en el macrismo y/o FDT. Tal es la sociedad espuria entre especuladores, macristas y frente todistas, que la presentación de Gabriel Solano por la urbanización del barrio perdió estado parlamentario porque no tuvo apoyo suficiente en más de dos años.

¿Tiene algún valor entonces conquistar legisladores del Frente de Izquierda en un terreno dominado por los enemigos del pueblo, como son el Congreso y las legislaturas?

Como resultado del debate previo, Vanina desarrolló cómo una conquista parlamentaria, por pequeña que sea esa representación, puede potenciar los reclamos cuando existe una organización de lucha. Relató cómo se desarrolló la campaña por la destitución de Anibal Ibarra como principal responsable político, en marzo de 2006. El factor decisivo fue la movilización popular de esas familias que fueron detrás de cada legislador para obligarlos a asistir a sesiones de las cuales se querían escapar, despacho por despacho, casa por casa. Fue la presión del movimiento de lucha la herramienta decisiva para conquistar un acto de justicia por los más de 200 pibes muertos.

De igual modo ocurre con el reclamo por una real urbanización, acorde a las necesidades de quienes viven en condiciones de absoluta precariedad y a merced de punteros en los barrios y villas, que recorre toda la ciudad. Un diputado/a del FIT no sólo permite tener un vocero de esta lucha dentro del parlamento -que denuncie esta situación ante los lobbistas de la especulación inmobiliaria y plantee una salida-, sino que es un factor de reforzamiento de la propia organización barrial para llevarla a uno de los centros de poder, donde se toman las decisiones que afectan nuestra vida diaria.

Obtener escaños parlamentarios tiene el solo objetivo de impulsar la lucha desde el propio seno desde donde gobierna la burguesía y sus personeros. La legislatura, el parlamento, son tribunas que los socialistas utilizamos para denunciar este régimen social que nos arroja a la miseria. Desde donde llamamos a la movilización popular por la urbanización de los barrios populares.

Por último, en torno al debate se presentó el problema de que «los políticos mienten». En este sentido Vanina fue tajante: “Claro que mienten los políticos, los vecinos que dicen eso, tienen razón, porque están acostubrados a que todos los que gobernaron, lo hicieron en base a mentiras y estafas al pueblo. Sin embargo Se refieren a los políticos que suelen salir en la televisión, que viven de la política de Estado desde siempre, que gobernaron con los Macri, los Kirchner, los Alberto o los radicales. El Frente de Izquierda no ha gobernado aun, y quienes los componemos somos trabajadoras y trabajadores como ustedes. Estamos en un campo político antagónico al de los políticos que mienten y que no podrían hacer otra cosa porque sus planteos son para rescatar a los capitalistas a costa de mayores agravios al pueblo. Nuestro campo es el de los trabajadores y nuestro programa es de lucha contra los capitalistas y sus planes de hambre y ajuste. Ese programa y ese compromiso es el que defiende una banca obrera en el parlamento, y por eso el voto al FIT-U es el que le duele a quienes detentan el poder. Compañeras y compañeros sientan orgullo de militar por compañeras y compañeros que son como ustedes”.