13/11/2014 | 1340

«La medida de lucha de mayor impacto»

Delegado Adjunto de ATE-MECON


De esa manera caracterizó la Junta Interna de ATE el quite de colaboración que los trabajadores llevamos adelante el pasado jueves 30 de octubre en reclamo de 30% de aumento salarial y el fin de la precarización laboral, que alcanza al 70% de los trabajadores.


 


La medida consistió en un paro de actividades durante toda la jornada que afectó a una importante cantidad de sectores del Ministerio, sus archivos y talleres de los edificios anexos. En la Mesa de Entradas (la ‘vidriera’ del Mecon), sumamos un bloqueo que inhabilitó el ingreso de trámites. Se destacó la enorme medida que realizaron los compañeros informáticos, donde el paro fue de 48 horas en reclamo de estabilidad laboral y el ‘plus informático’. El gran acto que llevamos adelante sobre la calle Yrigoyen contó con la presencia de cientos de compañeros, quienes previamente recorrieron el edificio recogiendo la simpatía de la mayoría de los trabajadores: ocurre que el encumbrado Kicillof y su corte de funcionarios reciben sumas exorbitantes, mientras que el salario inicial se encuentra en cinco mil pesos y la gran mayoría no cubre la canasta familiar.


 


En el Ministerio de Economía, para frenar los reclamos, se valen de un recurso ya gastado por Guillermo Moreno: la patota de UPCN. La patota se dedicó a amenazar compañeros, violentar los espacios de difusión de las medidas y a publicar comunicados que colocaban a los trabajadores que reclamamos salario como antipatrias. Hemos destacado que esa patota contó con una zona liberada. Un comunicado del Ministerio habla de ‘diferencias entre las fracciones sindicales’. Una especie de teoría de los dos demonios para correr el eje de las reivindicaciones. Caen en el ridículo cuando afirman que, como no ocurrió ninguna agresión física a ningún trabajador, no hubo violencia por parte de UPCN.


 


 


Necesitamos un plan de lucha


Las medidas de fuerza del Ministerio de Economía son un atractivo para muchos estatales. Se han sumado a nuestros reclamos decenas de Juntas Internas de ATE y el Consejo Directivo. Sobre la base de un gran apoyo en los sectores de trabajo llevaremos nuestros reclamos a fondo. Sin embargo, para enfrentar a esta patronal ajustadora, y darle aire a la lucha de Economía, es necesario un plan de acción integral. La Verde de la CTA «Autónoma», ocupada en disputas de aparato al interior de ATE con los K, omite los plenarios de delegados y priva a los trabajadores de construir una medida de fuerza colectiva que le tuerza la mano a la patronal. Las medidas de fuerza aisladas contribuyen al desgaste. Necesitamos un plenario de delegados para fijar un plan de lucha del gremio por la reapertura de paritarias, por un bono de fin de año, un aumento salarial acorde a la canasta familiar y el pase a planta de todos los precarizados.


 

También te puede interesar:

Reclamaron por trabajo genuino, aguinaldo para trabajadores del Potenciar Trabajo y asistencia integral a los comedores.
Repudiemos las maniobras patronales y rodeemos de solidaridad la lucha de los trabajadores.
Los precios subieron un 3,33 en junio y acumulan una variación de 26,96% en el primer semestre.
Los ingresos de bolsillo de una docente o medica entre los más alejados de poder construir la casa propia.
Profundicemos la lucha por un 45% de aumento salarial y la incorporación de los bonos al básico para salir de la pobreza.
Los salarios cada vez mas lejos de la canasta familiar.