24/08/2017 | 1471

La patria contratista (y coimera) y la «avenida del medio»


El trío Massa-Lavagna-Margarita Stolbizer se arroga la bandera de la lucha contra la corrupción. La «avenida del medio» sería una batalla en simultáneo contra neoliberales y corruptos. Esta afirmación, sin embargo, no resiste un archivo.


 


No olvidemos que en plena crisis entre Kirchner y Lavagna, en 2006, que culminó con la renuncia de este último, los operadores kirchneristas ventilaron que, bajo la ley de “promoción de inversiones” -prohijada en 2004 por el ex ministro- unos 1.000 millones de pesos “fueron para clientes de la consultora de Lavagna, entre ellos, Alpargatas, Aluar, Celulosa, Fate, Siderar e YPF” (Página/12, 13/6/06). Es comprensible que Néstor Kirchner, a pesar de su costumbre, no haya salido a revolear esta denuncia desde la tribuna. No sólo porque Lavagna era su funcionario sino, principalmente, porque el festival de subsidios prosiguió a todo trapo. Esto se extiende ahora al macrismo, con los Calcaterra y los Caputo. Nadie se salva. Todos han bebido -y beben- de la misma fuente de la patria contratista y coimera.


 

En esta nota