02/06/2021

La Rioja: fracasó con crisis la reunión convocada por el gobierno de Quintela

El gobierno es responsable del drama social y sanitario que vive la provincia.

En la tarde del martes 1 de junio, el Estado provincial llamó a una reunión virtual entre el gobernador Ricardo Quintela y las organizaciones sociales. Desde el Partido Obrero en el FIT-U, nos conectamos para plantear las necesidades discutidas con los compañeros de las asambleas barriales, así como las de los compañeros docentes autoconvocados y las de los trabajadores de la Salud. Sin embargo, no pudimos tomar la palabra frente a semejante desorden que se generó.

La reunión vía Zoom comenzó una hora tarde. Los primeros anotados fueron de la Utep, luego de los cinco oradores del oficialismo que hablaron sin límite de tiempo, criticando fuertemente al gobierno provincial por la falta de asistencia a los comedores y la discrecionalidad en la asistencia, que los deja fuera. Mientras que el obispo de la provincia ofició de moderador, pidiendo “calma y respeto al gobernador”. De esta manera quedó planteada una nueva reunión que pueda garantizar la intervención pareja de todos los participantes. La inoperancia del gobierno de Quintela en la organización de esta convocatoria pinta de cuerpo entero la incapacidad que tiene para enfrentar la pandemia.

En medio de un recrudecimiento de los casos de Covid-19 en la Rioja, el planteo de “quédate en casa” es imposible cuando la población trabajadora se encuentra empobrecida y no puede cubrir su alimentación; cuando las familias viven hacinadas en viviendas precarias, sin agua para lavarse las manos; cuando la violencia de género aumenta sin respuesta por parte del Estado.

El gobierno debe dar explicaciones ante la falta de presupuesto para la Salud y la miseria salarial en la que se encuentran los trabajadores, que llegan al punto de trabajar sin el pago de sus guardias. Esto incluye médicos y enfermeros, así como el personal asistencial, de limpieza, etc. Esta falta de presupuesto deja al personal hospitalario en una mayor exposición a los contagios y al conjunto de la población en peores condiciones para enfrentar esta pandemia.

Frente a esto, hemos sostenido desde un comienzo la necesidad de que se centralice del sistema de salud. Exigimos el aumento inmediato del presupuesto, así como la eliminación de los negociados a costa de la privatización de la salud. Defendemos un programa integral para la población trabajadora frente a la pandemia:

Vacunas para toda la población. Intervención del laboratorio mAbxience,de Hugo Sigman. Suspensión y/o eliminación de patentes.

Asistencia alimentaria, inmediata a todas las familias que lo necesiten.

Asistencia a los comedores y copas de leche populares.

Asistencia a las víctimas de violencia de género.

Conectividad gratuita y dispositivos para docentes y estudiantes que lo necesiten.

Aumento de salario de emergencia para los trabajadores. Ningún trabajador por debajo de la línea de la pobreza.

Las bases de las organizaciones de la Utep deben sacar sus conclusiones: los gobiernos que llamaron a votar y al cual están apoyando desarrollan un ajuste criminal a la población trabajadora mientras siguen garantizando los negocios de unos pocos en medio de la pandemia. Los recursos necesarios para dar soluciones a las familias existen, pero se van al pago de una deuda fraudulenta con el FMI y el Club de Paris. Para enfrentar el ajuste y la grave situación sanitaria necesitamos organizaciones de lucha e independientes de los gobiernos patronales.

También te puede interesar:

Tenía 41 años, y fue uno de los primeros compañeros en sumarse a la asamblea de Rosedal.
Los intendentes de Juntos por el Cambio festejaron la decisión del gobernador bonaerense de retomar las clases presenciales en la provincia.
En un contexto de lucha a nivel nacional, levantada por el sindicalismo combativo, las escuelas se pronuncian.
Con 100% de ocupación de camas abren la temporada de invierno.
La provincia ha tenido esta semana picos de contagios por día arriba de los 10 mil y una tasa de letalidad de 2.5%, muy superior al promedio nacional.
El movimiento piquetero independiente reclamó el aguinaldo, reapertura de paritarias, y vacunas para todxs.