19/09/1995 | 465

La soga en el cuello

Por Ch. R.

Mestre acaba de suscribir otro acuerdo con el Ministro de Economía que, para La Voz del Interior (14/9), “implica una reafirmación del giro importante que dio la relación Córdoba-Nación en la era Mestre”.  Mestre ha terminado por aceptar la posibilidad de firmar el Pacto Fiscal, frente a un virtual ultimátum de las cámaras empresariales, lo que llevó a Cavallo a reconocer “que la Nación le debe a Córdoba poco más 60 millones de pesos” (ídem) .


La patronal de Córdoba condicionó la suscripción de un  “empréstito patriótico” a que la provincia adhiera al Pacto, porque “transcurridos dos meses de la gestión Mestre, parece haberse agotado … el margen para los cheques en blanco”. Mestre, mientras tanto, eliminó el impuesto a los sellos  para las operaciones financieras destinadas al agro.


El Banco Mundial, el gobierno nacional y una franja creciente de la patronal local reclaman en forma cada vez más altisonante la privatización de las empresas de energía y obras sanitarias. German Kammerath, diputado de la UCeDé y hombre de Cavallo, acaba de ir a Chile “para interesar a empresas eléctricas de este país en la privatización de la distribuidora provincial de Córdoba, EPEC” (Página12, 15/9).


La descomunal crisis no ha impedido, sin embargo, que el Fondo Fiduciario, que opera con plata del Banco Mundial, haya otorgado un préstamo de 60 millones para el Banco del Suquía (perteneciente a los amigos de Mestre, los Roggio). Es decir que para los banqueros hay dinero de sobra, para rescatar los recursos públicos que “se fueron” bajo Angeloz y que siguen yéndose con Mestre.


 

También te puede interesar:

¿Capital productivo versus capital financiero?
Nuevas movilizaciones enfrentan la política fondomonetarista del gobierno.
La quiebra de la economía provincial, generada por la política de endeudamiento y beneficios a patronales, se descarga sobre los municipales con despidos y recortes salariales.