14/10/2020

La trata de personas y el negocio detrás de los y las trabajadoras golondrinas

Nuevas denuncias en Río Negro. Estado, plusvalía y explotación.

La cosecha, en primer lugar de la fruta de carozo, y en segundo lugar de la manzana y la pera en las provincias de Río Negro y Neuquén se encuentra a la vuelta de la esquina. Alrededor de esta, y la lucha por la zona desfavorable, la creciente desocupación y los salarios de pobreza se ha generado como nunca un debate sobre la llegada de miles y miles de trabajadores y trabajadoras del noroeste del país en general a estas provincias. Ya en 2011, la realidad demostró con la muerte y desaparición de Daniel Solano, trabajador rural salteño, que lo que ocurre allí es lisa y llanamente una trata de personas descarnada y criminal por parte del Estado y la patronal, con amparo de las burocracias sindicales. El objetivo, generar una plusvalía millonaria a la patronal esclavizando y súper explotando a trabajadores y trabajadoras golondrinas. Recordemos que Daniel había descubierto la estafa salarial de la multinacional Expofrut con la tercerizadora Agro Cosecha sobre miles de trabajadoras y trabajadores. El 5 de noviembre de 2011 fue desaparecido.

Es necesario destacar los altos porcentajes de desocupación que atraviesa hoy al movimiento obrero de la fruta en Río Negro, sean estos rurales y del empaque, que el Estado no propone ni siquiera atender. Por eso la reunión de las últimas horas del ministro de producción y agroindustria Carlos Banacloy con los productores, que exigen la llegada de mano de obra del norte a cómo de lugar. Sí sumamos que en la provincia Patagónica crece la preocupación ante el Covid-19, el cuadro se complejiza mucho más. En las últimas horas trabajadores/as comentaron de manera anónima a Prensa Obrera que entre Godoy y Villa Regina han llegado familias de Santiago del Estero escondidos en un camión de bananas a unas chacras, y que la policía y el Estado lo supo, dejando correr y encubriendo. De conjunto, con el aval del gobierno nacional y en apoyo a la patronal, el gobierno de Río Negro y los del NOA ya actúan en la clandestinidad para que la llegada de miles de trabajadores y trabajadoras golondrinas ocurra a como de lugar, con o sin protocolos. En esa línea fue la reunión de Arabela Carreras, gobernadora de Río Negro con las intendencias ocurrida hace días, que exigen en la línea de la patronal. Es más, muchos funcionarios de los municipios son directamente productores. El intento de aparecer preocupados por los protocolos de bioseguridad es solo para la tribuna, porque como se sabe las ausencias de protocolos y equipamiento de seguridad e higiene en los lugares de trabajo estos 8 meses ha sido moneda corriente, en chacras y empaques.

Esta política estatal tiene como finalidad principal dos objetivos. En primer lugar, abaratar la fuerza de trabajo de los y las trabajadoras, generar una hiper ganancia y agrietar a la clase trabajadora. Los y las trabajadoras que llegan del norte, empujados por una realidad de pobreza parecida a la de Río Negro, son esclavizados y hacinados en las chacras, con la complicidad del estado y la burocracia sindical. En segundo lugar, esta política intenta más que nunca agigantar la grieta entre la clase trabajadora, sobre todo ahora que la lucha por la zona desfavorable en la provincia crece día tras día.

La trata de personas, que es una política sistemática del Estado y la patronal, se traduce en trabajo en negro, y por lo tanto menos salarios y menos aportes patronales, siendo la cosecha una mina de oro para la patronal.

Para el Partido Obrero, la trata de personas debe ser rechazada y denunciada bajo todo punto de vista. En ese sentido convocamos a rechazar la división de la clase trabajadora generada por una política estatal/patronal anti obrera, y en la cual la burocracia sindical ocupa un papel central. Aunque se cae de maduro que los y las trabajadoras del NOA llegaran a como de lugar, la desocupación en Río Negro no intenta ser superada por el Estado, sino profundizada, intentando generar choques y divisiones entre la propia clase trabajadora. Ante estos acontecimientos, denunciamos la trata de personas con aval del estado y las burocracias en favor de una patronal esclavizadora. Exigimos la ocupación de todos los y las trabajadoras desocupadas, y bajo convenio colectivo de trabajo. Reducción de las horas de trabajo para ocupar a todos y todas las trabajadoras desocupadas sin afectar el salario. El Estado ya el año pasado junto con la patronal y el amparo sindical generó que queden varados, desamparados y desocupados, en varias plazas públicas de estás provincias cientos de trabajadores y trabajadoras golondrinas, en muchísimos casos junto a sus familias completas.

Exigimos trabajo genuino, bajo convenio colectivo de trabajo para cada trabajador y trabajadoras rural, y un subsidio de no menos de $40.000 al desocupado. Convocamos a los y las trabajadoras que lleguen a las provincias de Río Negro y Neuquén desde el NOA a sumarse a la lucha de los y las rurales y empacadorxs organizadxs de Villa Regina, por la zona desfavorable, para conquistarla esta temporada, en las calles, realizando un paro general de toda la actividad con piquetes y cortes de ruta.

Por el fin de la trata de personas, la esclavitud y el trabajo en negro.

Por protocolos obreros de bioseguridad en los lugares bajo control de los y las trabajadoras. El Estado es responsable.

Por una salida de los y las trabajadoras a la crisis.

 

También te puede interesar:

Hay detenidos e incomunicados en varias comisarías. El Estado es responsable.
Se viene un plenario provincial por la tierra y la vivienda impulsado por el Polo Obrero para votar iniciativas de lucha.
Convocada por las bancadas del FIT y las asambleas ambientales del norte neuquino..
El Estado y la justicia protege y ampara al clero.
Crecen los reclamos, en un marco de default.