13/12/2001 | 733

La vida, en… Patacones

Los contratados del «plan bonaerense» continuamos padeciendo el gran drama de la desocupación, ya que quienes tengan la ‘fortuna’ de continuar (a partir de octubre) en este «plan de empleo transitorio» (que ya lleva cinco años de vigencia) seguirán cobrando en patacones, agravando aun más nuestra miserable situación de subsistencia. ¡Nadie quiere recibir los patacones de Ruckauf, Cavallo y De la Rúa!


Desde hace ya cuatro meses, el Banco Provincia atiende los sábados solamente a los contratados del «plan bonaerense» (100, 120 y 160 pesos), todo en patacones. Ni siquiera nos dan una moneda para poder subir al colectivo; la gente llega a los bancos como puede… en bicicleta o, por lo general, caminando.


Ningún banco (incluido el Provincia) acepta que paguemos los servicios (luz, agua, gas) en patacones. Las empresas privatizadas (Edesur, Aguas Argentinas, Metrogas) exigen recibo de cobro y documento de identidad junto a las boletas de servicios: el titular debe ser el mismo que figura en el recibo de cobro del «plan»; en caso contrario debe hacerse un cambio de titularidad. Para ello exigen un certificado de domicilio por el cual la comisaría (por ejemplo, la 10ma. de Puente La Noria) cobra la «módica suma» de 6 a 10 pesos. Los supermercados, farmacias, etcétera «no dan vuelto», lo que significa que hay que pagar con lo justo o, al menos, gastar la mitad (ejemplo: con 50 patacones, gastar 25). Ruckauf no sólo redujo los salarios (de 200 a 120/160 pesos), sino que además nos llevó a la condición de «limosneros sin limosna» porque no tenemos nada.


El 14 de octubre apareció «el gran salvador», el «creador de los planes bon aerenses» por Ingeniero Budge. El PJ, por medio de sus punteros, que manejan gran parte del «plan bonaerense», comenzó a preparar la campaña para el 2003, aprovechando que los votos conseguidos en la última elección fueron, en gran parte, de los contratados del «plan bonaerense». Dicen que de triunfar Duhalde en el 2003, los contratados del «plan» volverían a cobrar 250 pesos.


Si sabemos darnos cuenta que la política de Ruckauf-Cavallo-De la Rúa, y del mismísimo Duhalde es que los planes de trabajo deben desaparecer para poder concretar la política del «deficit cero», algo que hasta ahora no han hecho… porque el «plan bonaerense» fue creado para frenar la organización y la lucha de los desocupados. Por lo tanto, el camino es muy claro, y nos lo están mostrando con su política de hambre y miseria nuestros propios verdugos de siempre: la organización y el impulso a la huelga general por tiempo indeterminado de todos los trabajadores en conjunto, ocupados y desocupados.

En esta nota

También te puede interesar: