08/07/2021
caba

Larreta va por un nuevo Puerto Madero en tierras públicas

El jefe de Gobierno firmó un convenio con el grupo Irsa por un megaproyecto. Según el oficialismo se trataría en la Legislatura pasadas las elecciones.

En este caso se trata de un negociado entre el GCBA y el grupo Irsa, actual propietario del predio en el que en los años ’60 el Club Boca Jr. planeó, sin llevarlo adelante, la construcción de su cancha y un complejo deportivo. El predio que en los años ’90 volvió a manos del Estado porteño y desde el año ’97, a contra mano de la ley que establecía la prohibición del usufructo privado del mismo, forma parte del cuantioso patrimonio del holding Irsa. Hoy, luego de más de 60 años de un predio sin destino favorable a les vecines y trabajadores de la CABA, se coloca como la moneda de cambio de un negociado a la altura de especuladores financieros e inmobiliarios.

Como línea de continuidad de las políticas sucesivas de los distintos gobiernos porteños de las últimas décadas, Horacio Rodríguez Larreta ha anunciado que el grupo Irsa «cederá» el 67% del predio en cuestión para la instalación de un parque. Naturalmente, esto no es desinteresado ni por amor al medio ambiente por quienes son justamente parte de la política de ataque al medio ambiente y al derecho a la vivienda para les trabajadores, al contrario: el GCBA entregará como moneda de cambio tierras a la orilla del río para que los administradores de los shopping centers y de los aeropuertos, entre otra infinidad de negociados, puedan llevar adelante sus ambiciones inmobiliarias vinculadas a la construcción del proyecto denominado Solares Santa María, el cual incluye viviendas, locales y oficinas comerciales de lujo.

Los mega proyectos presentados como «urbanísticos» muestran la contracara más cruenta de la realidad de les habitantes de las barriadas populares y las villas de la CABA, los cuales se han triplicado durante las últimas dos décadas de acuerdo a datos oficiales, demostrando no sólo las dificultades de los trabajadores para acceder a alquileres y viviendas sino también las falsas urbanizaciones de las barriadas que han intentado operar como factor de expulsión de quienes habitan las villas de la CABA. Sin embargo, el cinismo patronal, en pos de establecer una «cadena de favores» en defensa de intereses empresariales y propios, fue expresado por la propia Elisa Carrió, quien bendijo el acuerdo con el argumento falaz de que el dinero que pagara Irsa servirá para aumentar la conectividad de las villa de la CABA y aseverando que esta medida beneficiará a la Ciudad (?) con el desarrollo y emplazamiento de un nuevo Puerto Madero. Queda claro que en este negociado todos muerden un hueso menos les vecines y trabajadores de la Ciudad.

El favorecimiento gubernamental al empresariado mediante la entrega de tierras públicas se ha erigido como la moneda de cambio entre los gobiernos locales y grandes especuladores financieros e inmobiliarios. Tras los acuerdos mediante los lobby legislativos, los bloques oficialistas y mayoritarios han pactado y re pactado acuerdos que permiten estos avances, pese a que el PJ-kirchnerismo pose ahora de opositor, son quienes han aprobado las leyes que hoy permiten darle continuidad a la política de entrega y privatización de tierras en la Ciudad.

Desde el Partido Obrero y el Frente de Izquierda Unidad nos oponemos a esta orientación y continuaremos con la lucha por una Ciudad para los trabajadores.

 

También te puede interesar:

Crédito hipotecario vedado para la población más vulnerable, encarecimiento de la construcción y falta de acceso a la tierra.
Enfrentar el ajuste nacional y avanzar con una verdadera oposición popular al régimen de negocios y privatización de Larreta y sus cómplices.
¡Fuera de la educación pública y la formación docente!
Reclaman contra el hambre y por la asistencia alimentaria a los comedores populares.