21/07/2011 | 1186

Las «internas obligatorias» en un callejón sin salida

La «interna abierta» del 14 de agosto está amenazada de muerte prematura. El juez electoral de la provincia Buenos Aires ha decidido que el reparto de las boletas no se haga a través del Correo, como ha ocurrido siempre, sino que el mismo queda a cargo de los partidos -algo absolutamente imposible.

Sólo el frondoso aparato del partido del gobierno podría asegurar la distribución -de sus propias papeletas.

La resolución judicial ha sacado a la luz una crisis política, porque es imposible -alega el juez- hacerse cargo de las boletas de 1.300 listas municipales de la interna oficial y de aquellas que luego irán ‘colgadas’ a la lista oficialista o a la de Alfonsín y De Narváez.

La Justicia, en definitiva, ha declarado su incompetencia frente a una elección inviable. La famosa «reconstrucción de la política» prometida por los K acaba en la fragmentación política más grande de la historia.

A esto se suma la crisis que ha instalado en el oficialismo con su estrepitosa derrota en la Ciudad de Buenos Aires y el fracaso de la guerra por el control de los medios con el pulpo Clarín -al no poder probar la apropiación de los hijos adoptados de su dueña.

Las elecciones de Santa Fe podrían dejar al oficialismo en tercer lugar, lo cual desbarataría por completo la campaña triunfalista del gobierno.

La penuria de los combustibles desnuda la presión de los monopolios -los cuales cuentan con el apoyo del gobierno- por una liberación de precios y tarifas.

Las internas están en veremos -el gobierno podría intentar cancelarlas para no dejar al desnudo esta inesperada orfandad electoral.

Ante esta crisis planteamos:

Que el Estado asegure la distribución de las boletas de todos los partidos en la provincia de Buenos Aires.

Derogación del ‘piso’ proscriptivo del 1,5%, el cual atenta contra el derecho a elegir y ser elegido, así como la de las ‘internas obligatorias’.

Llamamos a votar al Frente de Izquierda para defender nuestro derecho a participar de las elecciones nacionales de octubre.

Llamamos a defender este derecho mediante la participación como fiscales del Frente de Izquierda.

El Frente de Izquierda es el único agrupamiento político que defiende: el 82% móvil; un salario mínimo que cubra el costo de la canasta familiar; poner fin a la tercerización y precariedad laborales; un impuesto progresivo sobre la tierra y el suelo urbano para combatir la especulación inmobiliaria, y el derecho de los trabajadores a la vivienda.

Que la crisis capitalista mundial la paguen los capitalistas.

Para que no silencien este programa: contamos con tu participación y con tu voto.

En esta nota

También te puede interesar:

Por primera vez bajo el macrismo, se cae una sesión de Diputados
Por primera vez bajo el macrismo, se cae una sesión de Diputados
El verdadero contenido es proscriptivo e intenta disimularse detrás de la publicidad de supuestos avances.