29/09/2018

Las inundaciones en San Martín y sus responsables

Las fuertes lluvias de las últimas horas han dejado bajo el agua a diferentes zonas del distrito de San Martín. Los barrios más afectados son José León Suarez, Barrio Independencia, Costa Esperanza, Carcova y Villa Hidalgo.


Horas después de las tormentas, cientos de familias siguen inundadas (algunas tuvieron que ser evacuadas), sin energía eléctrica, con decenas de árboles caídos en diferentes calles. Las pérdidas materiales que conllevan el ingreso de agua a las viviendas, se convierte en una tragedia en medio de una situación de despidos, de inflación y de crecimiento de la pobreza. Esto sin contar los problemas de salud, seguridad e higiene que produce una inundación.


Las inundaciones que afectaron en San Martin, tuvieron su réplica en los municipios de San Miguel, Tigre, Quilmes, La Plata, Avellaneda, dejando en evidencia la falta absoluta de un plan obras por parte de la gobernadora Maria Eugenia Vidal.


En San Martín, el intendente Gabriel Katopodis no queda exento de responsabilidades. El municipio cuenta con un presupuesto de 4.000 millones de pesos y no ha dejado de aumentar los impuestos municipales (un 700% en los últimos cinco años) sin solucionar los problemas reales de los vecinos. Dicho presupuesto está destinado a contratar empresas del riñón del intendente y a la timba financiera. Recordemos que el municipio tiene cerca de 500 millones de pesos colocados en LEBACs, cuestión que salió a la luz en la última rendición de cuentas que fue aprobada en el Concejo Deliberante con los votos del bloque kirchnerista de Hernán Letcher.


Los vecinos de San Martín son víctimas de los grandes negociados capitalistas que llevan adelante el gobierno provincial y municipal constituidos por la coima, la corrupción y los sobreprecios. Es necesario que nos organicemos en asambleas en todos los barrios afectados, para exigir al municipio y al gobierno provincial, que se hagan cargo de los destrozos y las pérdidas que generaron las inundaciones, al igual que la limpieza y el saneamiento de calles y veredas. 


Pongamos en pie Asambleas Populares en cada barrio, que discutan las obras necesarias, cómo llevarlas adelante y que tengan como objetivo controlar el presupuesto municipal para las obras, reclamando la apertura de los libros contables del municipio para saber en qué estado se encuentran. Es necesario terminar con el negociado de las licitaciones corruptas y truchas. Es momento de que quienes vivimos de nuestro trabajo tomemos en nuestras manos la realización de las obras necesarias para poder vivir dignamente.


– Listado de pérdidas y devolución inmediata de las mismas.

– Exención impositiva y de pago de servicios a todos los afectados hasta que se solucione el problema habitacional.

– Planificación y ejecución de las obras a cargo de los trabajadores.

– Bolsa de trabajo para incluir a todos los desocupados en las obras.

En esta nota

También te puede interesar:

El temporal que azotó a la ciudad puso de relieve la precariedad edilicia de la salud pública.
Tormentas e inundaciones en el Gran Mendoza son el trágico escenario para miles de familias
Organicémonos frente a la entrega educativa que el gobierno prepara para el FMI.
Movilizaciones, colectas y pronunciamientos en solidaridad con la toma de Guernica.
Vamos a organizarnos para que nadie se quede afuera.