22/11/2007 | 1018

Las mentiras del MST

Los números de la elección en Santa Cruz

Mentira 1: Daniel Gatti "fue el candidato más votado de la izquierda". Gatti obtuvo 1.662 votos, mientras que Miguel Del Plá obtuvo 2.099. El FUT-PO superó ampliamente al MST en los totales provinciales en siete de las ocho categorías que se elegían el 28 de octubre.


Mentira 2: "fuimos el partido con más votos de la izquierda en Río Turbio". Así se intenta presentar una influencia en la cuenca minera del carbón. Se toman para eso cifras parciales y se oculta que la cuenca minera son dos localidades (Río Turbio y 28 de Noviembre). Sumados los votos de ambos pueblos en la cuenca minera de Río Turbio, el FUT-PO duplica al MST en casi todas las categorías y gana por mucha diferencia en las restantes (103 a 45 en diputados nacionales, 112 a 62 en diputados provinciales).


Mentira 3: "fuimos el partido con más votos de la izquierda en Las Heras". Así se intenta presentar una influencia en la cuenca petrolera. El Partido Obrero-FUT le ganó en Las Heras al MST en todas las categorías (74 a 60 en diputados provinciales; 78 a 61 en concejales, por ejemplo). Pero, además, el FUT le ganó por mucha diferencia en Pico Truncado y lo quintuplicó, en promedio, en Caleta Olivia. En el trabajo político en la cuenca petrolera del norte santacruceño hay una diferencia abismal.


También se menciona una supuesta mejor votación en San Julián que no es cierta (el FUT-PO le gana al MST en cuatro de seis categorías).


Sobre la base de estas informaciones mendaces se sacan conclusiones mendaces: "los nuevos luchadores le dan la espalda con razón (…) a la izquierda aparatista, dogmática y cerrada" (por el PO-FUT).


Ahora bien: armar una historia de números truchos para consumo interno es el peor vicio "aparatista".


La realidad es que el FUT-Partido Obrero está en un amplio proceso de extensión provincial y crecimiento militante, precisamente sobre la base de la participación en nuestras filas de los "nuevos luchadores", que se van transformando en cuadros políticos de la clase trabajadora.


El MST ha actuado en medio de la gran huelga como una izquierda carnera.


Luego ha armado un amontonamiento tan contradictorio como los balances que sus dirigentes provinciales hacen de las elecciones. Por ejemplo: Zaffrani ha declarado en reiteradas oportunidades su beneplácito por el "triunfo" que representa el ingreso de una diputada y un concejal del Frente Grande, así como por el ingreso de una concejal del ARI en Caleta y de una diputada de la UCR en Perito Moreno. El 'balance' de Zaffrani es más sincero, aunque la prensa del MST lo esconda bajo de la alfombra.


En resumen, el papel del MST en Santa Cruz ha sido el de venir a dividir a la izquierda, construyéndose con una campaña (de estilo zamorista) contra la izquierda revolucionaria representada en el FUT-PO, recurriendo al macartismo más desembozado, basamento 'de principios' que los ha unido a una parte de la dirigencia de Adosac.


Así les fue y así les va a ir.


Mentira 1: Daniel Gatti "fue el candidato más votado de la izquierda". Gatti obtuvo 1.662 votos, mientras que Miguel Del Plá obtuvo 2.099. El FUT-PO superó ampliamente al MST en los totales provinciales en siete de las ocho categorías que se elegían el 28 de octubre.