12/02/2021
CONTRA EL SAQUEO

Las organizaciones de jubilados se autoconvocan

Sigue la lucha contra el ajuste a las jubilaciones.

Willy Monea Ojo Obrero Fotografía

La primera reunión de organizaciones de jubilados a nivel nacional ya ha resuelto organizar una movilización autoconvocada para mediados de marzo, contra lo que sería un “aumento” en marzo de entre el 8 y el 8,2% en las jubilaciones, muy por detrás de la inflación esperada.

En el 2020 se enfrentó, desde las organizaciones de jubilados, el abandono a los adultos mayores no sólo con la suspensión de la movilidad y la miseria jubilatoria sino por la falta de medidas sanitarias y de salud en los geriátricos, la no entrega de bolsones alimentarios y las trabas con Pami para tramitar los medicamentos y toda atención de la salud en medio de la pandemia.

Los jubilados y pensionados han salido a las calles en forma nacional, en importantes jornadas y en varias provincias, que van desde Chubut por la falta de pagos, Chaco por el no cumplimento del 82%, Neuquén por el vaciamiento del Instituto de Seguridad Social, hasta Córdoba y Entre Ríos enfrentando la liquidación de sus cajas.

Durante el verano hubo movilizaciones y acciones de lucha en Chaco, Chubut y Neuquén. Recientemente se movilizaron abogados previsionalistas hacia Anses por el retraso en los trámites y también hay acciones sobre el IPS en La Plata.

La próxima Jornada Nacional de Lucha tomará dos puntos centrales. Uno referido a la movilidad y otro a la recomposición de haberes. Ambos son fundamentales.

Se plantea la anulación de la movilidad votada el 29 de diciembre del 2020 (en medio de la lucha por el derecho al aborto, para que pasara desapercibida) y su reemplazo por una movilidad que garantice ajuste automático por costo de vida y tenga como punto de partida el 82%.

Dicho de otro modo, por una movilidad automática en base a la inflación o al aumento salarial, lo que sea mejor.

La defensa del 82% móvil sobre el mejor sueldo. Basta de trabajo en negro o precario. Todos los trabajadores bajo convenio, en blanco.

El otro punto es la exigencia de una recomposición previsional que tome en cuenta el costo de la canasta básica jubilatoria, hoy en $60.000. Junto con esto, la devolución de todo lo adeudado desde el 2017 a la fecha.

Para esto es necesario la devolución de todos los fondos de la Anses, usados para otros fines que no son los jubilatorios y la asistencia social.

La defensa de la intangibilidad del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que viene siendo vaciado desde su creación durante el primer kirchnerismo, durante el macrismo y en la actualidad, y que funciona como fondo de uso gubernamental y presupuestario.

Se plantea la restitución de los aportes patronales, rebajados desde los ’90 a la fecha. Así como también la dirección electa de trabajadores y jubilados en la Anses, en las cajas provinciales , en Pami y en las obras sociales.

Este gobierno de ajuste no ha sido capaz de garantizar la vacuna contra el Covid-19 para el conjunto de la población. Ni qué hablar de los adultos mayores. Esto también forma parte de la lucha autoconvocada en el camino de exigir a la CGT y a las CTA´s que rompan con el gobierno y tomen la lucha salarial y jubilatoria para organizar a jubilados y activos de conjunto.

También te puede interesar:

La Comisión sesionó con jubilados de varias regiones del país. Hubo intervenciones y aportes de  Santa Cruz, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires y CABA.
Los disertantes explicaron la necesidad de luchar contra la “armonización” de las cajas previsionales.
Los planes antiprevisionales del FMI están en marcha