20/09/2021

Las Paso en Escobar: victoria pírrica del Frente de Todos y avance del FIT-U

Aunque logró alzarse con el triunfo, la lista del intendente Sujarchuk vio resentido su caudal de votos respecto a las últimas elecciones: mientras que en 2019 obtuvo más del 64% de los votos, este domingo llegó a la marca de 41.14%, superando por menos de 7 puntos a las listas de Juntos que presentaba al ex radical K, Roberto Costa, y al hombre del Parque Industrial de Garín, Diego Castagnaro. La ajustada victoria y pérdida de más de 20000 votos respecto a 2019, no solo es el coletazo del descontento popular con el ajuste nacional y provincial sino también de la política demagoga y de ajuste del propio Sujarchuk y su bloque en el concejo deliberante, acompañados por las demás variantes patronales.

En las semanas previas y previendo la debacle electoral, Sujarchuk redobló esfuerzos para despegarse del gobierno de Alberto Fernández. La campaña giró en torno a “Votar la Lista de Ariel” dejando expresada a su mínima expresión las referencias a Tolosa Paz o los Fernández. En su raid mediático la última semana de campaña, se despegó del Kirchnerismo “duro”. En esa misma entrevista aclaró: “Hay actores que tienen posiciones mucho más extremas que las mías. Yo soy moderado, dialoguista y me gusta lograr consensos” (El Día de Escobar, 9/9). El “diálogo” que le gusta a Sujarchuk es el que tiene con los especuladores inmobiliarios y los empresarios amigos, que fueron los únicos beneficiados en la pandemia y con la crisis.

La pérdida en el caudal de votos para la “lista de Ariel” es una expresión de cómo se procesa la crisis y el ajuste entre los escobarenses. La realidad de la mayoría laboriosa es un tremendo mentís a la campaña de Sujarchuk y Todxs: la proliferación de barrios privados, countries y demás emprendimientos inmobiliarios contrasta con la falta de vivienda para las familias y verdaderos planes para contrarrestar esta realidad. La desocupación es una constante que solo se agrava a diario. Cada vez son más las familias que viven del cirujeo y la venta de lo obtenido, teniendo postales de miseria como las del Trueque en Savio, que es la localidad “insignia” de Sujarchuk pero que, al igual que el grueso del distrito, no tiene cloacas, agua corriente y, en los nuevos barrios precarios, ni electricidad ni transporte público.

 

La pérdida de votos por parte de Sujarchuk y Todxs no fue canalizada por la lista de Juntos, que mantuvo sus marcas anteriores, pero sí por la reaccionaria lista de Espert, encabezada a nivel local por una ex funcionaria Pattista y del propio Macri, que obtuvo poco más del 6% de los votos. Y también por el Frente de Izquierda Unidad, que obtuvo un 5,79%.

Es evidente y no lo ha ocultado él mismo, Sujarchuk vende el “modelo Escobar” como manera de trampolín a la política nacional. El ex funcionario del Rectorado vaciador de la UBA, dio a trascender en las últimas horas la posibilidad de ruptura con el FDT al no ser incluido en los recambios ministeriales y de secretarías nacionales. El “dialoguista” Sujarchuk busca un lugar en el gobierno nacional que se enfila a una nueva entrega histórica al FMI a expensas de la mayoría laboriosa.

La gran votación al FIT- U mandata redoblar esfuerzos por una alternativa propia

Los resultados electorales para el FIT-U local es la culminación de la enorme campaña desarrollada por el Partido Obrero y el Polo Obrero escobarense. El 5.79% obtenido es un crecimiento marcado respecto a 2019. La denuncia al ejecutivo local y a las fuerzas de la oposición patronal por el ajuste en curso, por la desastrosa administración de la pandemia, por el trabajo precario dentro de la planta municipal y por la falta de urbanización en los barrios, de un lado, y el programa que levantamos ante todos esos flagelos, del otro, fueron planteos que calaron entre los trabajadores. Esto se expresó en la centena de fiscales del Polo Obrero, docentes y auxiliares de educación que defendieron en la fiscalización el voto al Frente de Izquierda.

La crisis política que desató el resultado electoral le ofrece al FIT-U mayores oportunidades hacia las elecciones generales de noviembre. Un nuevo salto electoral de la izquierda, junto a la intervención cotidiana contra los ajustadores, reforzará aún más la lucha por una salida de conjunto de la clase trabajadora. Desde Escobar, abonamos esa perspectiva.

 

También te puede interesar:

Arrancada con la lucha estudiantil, impulsada por las juventudes piqueteras.
Kicillof pierde a su “Patricio Bullrich” de la Bonaerense  
La familia y vecinos del joven de 17 años apuntaron contra el gobierno local y provinical.
Un estudiante de primer año forma parte de la lista del Frente de Izquierda en la Ciudad.