Políticas

5/8/2023

Las Paso en Neuquén: el papel de las burocracias sindicales y el MPN

Realineamientos por doquier.

Foto de archivo

De cara las elecciones Paso del próximo 13 de agosto, diversas direcciones sindicales han ido realineándose tras distintas variantes patronales. Se ha constituido una mesa “Massa presidente” con la dirección de ATE-CTA de los Trabajadores, el sindicato petrolero, la Uocra, Camioneros, UPCN, Smata y diversas burocracias de otros sindicatos de la CGT.

En esta mesa confluyen también los dos sectores del MPN: el que representa el derrotado gobernador Omar Gutiérrez y el que representa el gobernador electo Rolando Figueroa. La vicepresidenta primera de la Legislatura, Marita Villone, y otros altos funcionarios del intendente Gaido, que jugaron para la fórmula oficial del MPN en abril, ahora se han sumado en apoyo a Massa-Rossi. La conducción de ATE-CTA y la conducción del movimiento MTD siguieron este mismo derrotero.

Pero sectores que estuvieron luego de abril con Figueroa, como el sindicato petrolero, también se pasaron ahora a la fórmula de Unión por la Patria. Ninguno de los dos sectores del MPN ha postulado precandidatos de fuste para las Paso, donde se han presentado dos listas a nivel de distrito solamente con dirigentes de tercera línea. Así el MPN de conjunto arriesga ciertamente perder la única banca de diputados que tiene en el Congreso y que ocupa precisamente el electo gobernador, Rolando Figueroa.

El MPN, también de conjunto, ya no tiene senadores propios, ya que la senadora Lucila Crexell del MPN llegó a la banca por Juntos por el Cambio, y terminó conformando una bancada en soledad. Sin peso en el Congreso, toda la negociación con Nación se concentrará a partir del 10 de diciembre en el gobernador electo, tal vez por eso Rolando Figueroa ha descartado utilizar su peso electoral demostrado en abril promoviendo precandidaturas propias hacia las Paso.

El sector K, su papel ahora de cara a octubre

Casi al unísono con la conformación de la mesa “Massa presidente”, los sectores ligados al kirchnerismo, conformaron el “Foro del Comahue por la Democracia y la vigencia de los Derechos Humanos”. Lo integran la APDH de Neuquén y del Alto Valle, la Confederación Mapuche de Neuquén, Hijes Alto Valle, Aten, CTEP, Evita, el rectorado de la UNCo y otras organizaciones.

El objetivo principal es el pedido al Congreso de la Nación de la intervención a la provincia de Jujuy. Ni una palabra de fortalecer la rebelión del pueblo jujeño para echar al dictador Gerardo Morales por la vía de la movilización popular, la cual no mencionan y aparentemente la dan por concluida.

A nadie escapa que ninguna o ningún diputada/o o senador/a podría votar tal medida, toda vez que los gobiernos de sus respectivas provincias no tienen ningún cuestionamiento a los métodos y objetivos de Morales. Menos aún los de la provincia de Santa Cruz, donde Alicia Kirchner es “un gobierno autoritario que, apoyado en las fuerzas represivas, en la subordinación del poder judicial y en el silencia de la prensa dominante recurre a procedimientos de represión propios de los grupos de tareas de la dictadura militar”, como caracteriza un comunicado de este Foro, correctamente, al gobierno de Jujuy.

Es un adelanto de cómo los sectores abiertamente kirchneristas que dicen oponerse a Massa se preparan para ganar a amplios sectores al callejón sin salida de convocar a votarlo en octubre en nombre de la “lucha contra la derecha neoliberal”. Es el papel de los Grabois y compañía.

Aún algún grado de pudor o de cinismo les impide estar en la mesa “Massa presidente” desde ahora mismo. Estas maniobras políticas, meritan cuán acertada es la campaña de la lista Unidad de Luchadores y la Izquierda por un FIT-U independiente de todas las variantes patronales, que es lo que está en juego en nuestra Paso.

Octubre, en este sentido, no está tan lejos.