10/08/2006 | 958

Las relaciones carnales

Por J.A.

Hasta en los matrimonios más exitosos las relaciones carnales sufren un desgaste cuando se ven sometidos a crisis como la de 2001. No hay psicólogo que albergue dudas al respecto. ¿Pero es cierto lo que pretende Kirchner de que el lecho se ha deshecho?


Respuesta: Argentina sigue siendo una “aliada extra Otan” de Estados Unidos, como lo estableciera el pasado gobierno de Menem. Kirchner nunca revisó este acuerdo firmado por su predecesor. Esta condición se manifiesta en un punto que ni Kirchner ni Bush contradicen: la colaboración de Argentina en la ‘lucha contra el terrorismo’. Traducido al criollo, se refiere a la colaboración de la CIA y el FBI con los ‘servicios’ de Argentina. No hay comunicado conjunto que no ratifique esta relación.


Pero no solamente esto. La semana pasada, el representante no permanente de Argentina en el Consejo de Seguridad firmó la resolución que exige a Irán que cese sus investigaciones nucleares, una piedra fundamental de la política de Estados Unidos. Visto esto, lo más que se puede decir es que las relaciones carnales de Kirchner vienen acompañadas de preservativos. Siempre con relación al Medio Oriente, Kirchner ha juntado al Consejo Islámico con la Daia, por instigación del Consejo Judío Mundial, la cabeza del ‘lobby’ sionista en Estados Unidos. Esta coalición innoble convoca a una ‘paz’ sobre las espaldas y la sangre de las masas palestinas y árabes.


¿Y la presencia represiva del ejército argentino en Haití? ¿Están ahí para expresar una lucha antiimperialista? Al contrario, sirven para preservar a Estados Unidos de la necesidad de mandar tropas propias y para evitar una salida en masa de haitianos hacia las costas norteamericanas. Vista la campaña de Bush contra Cuba, a raíz de la operación médica que debió enfrentar Fidel Castro, una presencia militar internacional en el Caribe es perfectamente funcional para controlar una crisis en la región.


Kirchner rechaza las relaciones carnales, pero mejor hubiera hecho en decirnos cómo va a votar Argentina en la ONU cuando Bush y Chirac presenten en el Consejo de Seguridad el proyecto de resolución que apunta a estabilizar la ocupación militar que Israel fue incapaz de conseguir en el terreno.


Se bate mucho el parche (y con razón) por las relaciones de Argentina con Cuba. Pero entonces preguntamos: ¿por qué Wall Street sigue comprando, y a buen precio, los Boden 2012 que el gobierno de Venezuela y los bancos privados de ese país revenden en Nueva York? Chávez está metido en una pelea real por la autonomía de la política petrolera venezolana, pero no es el caso de Kirchner, que ha dado el visto bueno para que sus gobernadores ‘amigos’ (¡incluido Sobisch!) liciten las áreas petroleras no explotadas que habían sido concedidas por el gobierno nacional. El gobierno de Cobos, en Mendoza, va a firmar un acuerdo con Repsol para ese fin.


En los medios financieros internacionales hay coincidencia de que el mejor negocio en Argentina es la minería — y no solamente porque sus precios subieron incluso más que los del petróleo. Sino principalmente porque está en vigencia un régimen de inamovilidad fiscal y cambiaria que protege a los pulpos de cualquier cambio impositivo o de variación de la moneda. Los pulpos mineros ganan como animales, pero hay que decir que están controlados por los fondos de inversión de Estados Unidos. Donde más ganan es en Catamarca, San Juan y… Santa Cruz — donde están asociados a una empresa ‘estatal’ de Kirchner (Fomicruz). Relaciones carnales hay. Lo más que se puede decir es que no la ventilan como los gatos.

También te puede interesar:

Día del Migrante. América Latina, una realidad común.
Inmediato pase a planta de precarizados y plan de obras públicas.
Mientras, alegan que “deben endeudarse” para pagar los salarios de los trabajadores estatales.
Acabemos con las concesiones a los especuladores.