En Lavalle 3470 viven 25 familias organizadas en el Polo Obrero de Almagro. Luchan contra del desalojo del inmueble, que alquilaban desde antes que fuera clausurado como hotel en 2005 por no cumplir con mínimos requisitos para funcionar. Luego de la clausura el dueño siguió alquilando piezas, a pesar del impedimento legal.


En mayo logramos la suspensión del desalojo. Luego el Gobierno de la Ciudad ofreció un mísero subsidio de 450 pesos por seis meses… a cobrar luego de concretarse el desalojo.


Tres meses después, el juzgado dio nuevamente lugar al pedido del dueño de realizar el desalojo.


Volvimos a movilizamos ante el oficial de justicia a reclamarle que rechace el mandamiento vencido; su respuesta fue que el desalojo se haría día siguiente. Nos dirigimos al juzgado y lo ocupamos. Le expresamos a la jueza nuestro repudio por el uso de un mandamiento vencido. La jueza resolvió suspender inmediatamente el desalojo.


La movilización evitó, otra vez, que 25 familias fueran echadas a la calle. En estos tres meses, el gobierno no hizo nada por resolver el problema de estas familias.


Ahora vamos al Congreso de la Vivienda, a seguir unificando la lucha contra los miles de desalojos. Luchemos por el derecho de los trabajadores a vivir en la ciudad.

También te puede interesar:

Una importante movilización acompañó a las familias Carbó y Roldán.
La marcha cuestionó el ajuste de quienes gobiernan, fue impulsada por el Polo Obrero y otras organizaciones del Frente de Lucha.
En el marco de la jornada nacional de lucha del Frente Nacional Piquetero.
Más de 10 mil compañeros y compañeras reclamaron por trabajo genuino, aumento de los programas, vivienda y alimento para los comedores.