02/09/2021

Legislatura: Juntos por el Cambio aprueba la creación del Distrito del Vino

Mientras los trabajadores siguen con salarios de hambre (y sin vino).

En una nueva sesión legislativa, el gobierno de Larreta aprobó leyes que reafirman su orientación de descargar la crisis sobre los trabajadores y en beneficio de los capitalistas.

Al pan, pan…

Por un lado, se aprobó una ampliación presupuestaria que reveló el fracaso económico del presupuesto votado a principios de año, con una pauta inflacionaria del 29%. La excusa de que es necesaria para el pago de salarios esconde que el único rubro que no está indexado por inflación es el sueldo de docentes, enfermeros, médicos y municipales: tanto ingresos brutos como ABL, entre otros tributos, se incrementan por inflación. La ampliación sirve para el pago de vencimientos de deuda, así como para la actualización de servicios concesionados a privados.

En su intervención, Amanda rechazó está orientación compartida por el Gobierno Nacional, con el agravante de que la quita de coparticipación a la Ciudad para el pago hacia el FMI redunda en un mayor ajuste sobre trabajadores y habitantes de la CABA. Reclamó un aumento de emergencia para los trabajadores de la Ciudad, que se indexen por inflación, financiado con impuestos progresivos hacia las grandes fortunas.

… y al vino, vino

Por otra parte, se aprobó la creación del Distrito del Vino. Se trata de un capítulo más de la saga de distritos creados por Cambiemos (Artes, Diseño, Deportes, Joven, Tecnológico) que tienen como propósito generar beneficios impositivos a las patronales que se instalen en determinados barrios. Pero ninguno de ellos ha redundado en la creación de empleos, en una ciudad en donde crece el desempleo y la pobreza, a la par de la situación nacional. Y como consecuencia, en una menor recaudación impositiva.

En el caso de este Distrito, las exenciones son enormes (hasta del 70% de lo invertido), con el acceso a créditos preferenciales y la posibilidad de cambiar de rubro pasados los 5 años. Amanda lo contrapuso con la situación de las familias que ocupan un predio en la Villa 21 24. Esas familias no tienen posibilidad de acceder a ningún crédito, una situación dramática que demuestra el déficit habitacional de CABA. Relató su visita al Hospital Zubizarreta, en Devoto donde instalarán el distrito, volviendo sobre los salarios de miseria de las enfermeras, que les imposibilita poder llegar a fin de mes. Ni que hablar de la posibilidad de poder comprarse un vino.

Los trabajadores de la Ciudad necesitamos una orientación social completamente opuesta. Salario mínimo de $100.000, indexado por inflación. Presupuesto para vivienda, salud y educación. No pago de la deuda externa.

 

También te puede interesar:

Luego de sucesivos reclamos de trabajadores y sindicatos.
Es en la escuela primaria de la sede Belgrano de esa institución.
Larreta giró a la Legislatura 16 convenios urbanísticos para cambiar las normas de edificación.
En CABA movilizamos a las 16hs de Congreso a Plaza de Mayo junto a la Coordinadora de Estudiantes de Base.