Políticas

17/11/2023

Llaryora asumirá en Córdoba con el mayor recorte en educación de los últimos años

En la sesión del 15 de noviembre la Legislatura de Córdoba aprobó el presupuesto 2024 con un recorte de 6 puntos en educación.

Martin Llaryora.

En menos de un mes el Ejecutivo provincial aprobó en la legislatura cordobesa el presupuesto 2024. La premura con la que actuó el gobierno responde a la necesidad de hacer pasar un paquete de leyes antiobreras antes de perder la mayoría absoluta en la unicameral. Un presupuesto que hoy ya es inconsistente se tornaría indefendible si se debate con una inflación arriba del 140%.

El proyecto aprobado prevé que sólo un 23% del total del presupuesto se destine a educación. Se trata del porcentaje más bajo de los últimos ocho años; sin ir más lejos, el presupuesto 2023 fijó un 29,3% para educación. Esta tendencia decreciente marca un nuevo récord, colocando el presupuesto educativo 2024 doce puntos abajo del mínimo exigido por la Ley Provincial de Educación Nº 9.870, que en su art. 109 establece un mínimo igual o superior al 35% del presupuesto general.

El ajuste viene por partida doble: no sólo se redujo en términos porcentuales, sino nominales. El presupuesto que aprobó la legislatura para 2024 prevé una inflación anual del 94%, en momentos que varios analistas estiman alcanzará hasta el 200%. Lo mismo sucedió este año, la previsión inflacionaria del presupuesto 2023 fue del 70,3%, pero la inflación acumulada a octubre del corriente año supera el 110%. Se trata de un mecanismo de ajuste que se repite año tras año.

Este desfasaje implicó un aumento sustantivo en la recaudación provincial a lo largo del año, sujeta a impuestos que crecen al compás de la inflación. Sin embargo, ese incremento no impactó en un aumento del presupuesto educativo real que, según el informe de la Otes (Observatorio de Trabajo, Economía y Sociedad) a julio del 2023 había tenido una nueva reducción del 8%.

A pesar de tratarse de un dibujo, el presupuesto es un mapa de acción del gobierno de Llaryora. Así las cosas, mientras el incremento presupuestario para los sectores de la industria, el agronegocio y los especuladores inmobiliarios crece en un 160%; el aumento previsto en el presupuesto 2024 para los trabajadores públicos es de 92%, anticipando nuevos topes salariales de ajuste.

Subejecución y vaciamiento

Este presupuesto de ajuste se aprueba al mismo tiempo que la tradicional escuela Alejandro Carbó vuelve a estado de asamblea permanente por la falta de condiciones edilicias para funcionar. Esta escena se viene repitiendo cada vez con más frecuencia en las escuelas cordobesas frente al derrumbe edilicio.

Y es que el magro presupuesto que el gobierno de Schiaretti y Llaryora destinan a educación es subejecutado hasta en un 50%. Sólo para graficar, según los números del Portal de Transparencia, el Programa de Reparación, Ampliación y Construcción de Escuelas se ejecutó sólo en un 50%; el Programa de Emergencia en infraestructura de Establecimientos Educativos, creado en diciembre del 2022 por la Ley 10.863, se ejecutó en un 70%; del ítem Infraestructura Escolar se ejecutaron solo $ 367.171.035 de $ 5.012.260.000; mientras que el Programa de Paicor llegó a un 66,78% de ejecución.

El ajuste presupuestario en educación se ha convertido en una marca registrada del peronismo cordobés, dejando escuelas desmanteladas y cada vez a más docentes bajo la línea de la pobreza.

Un nuevo golpe al salarial

El cuadro se agrava con un nuevo robo al salario. Sucede que junto al presupuesto, el oficialismo aprobó un paquete de 27 leyes entre las que se encontraba la modificación de las alícuotas de aportes personales de los distintos sectores comprendidos en la Ley de Jubilaciones vigente, para incrementarlos en un 2%, lo que llevaría el aporte de los agentes estatales actualmente en el 11% al 13%. Se trata de un incremento superior al miserable 1,39% de aumento que recibió la docencia el mes pasado.

Esta modificación implica una nueva reducción a salarios ya muy castigados. Vale recordar que en el mes de octubre el cargo testigo se ubicó en $278.000, $57.000 por debajo de la canasta básica establecida por el Indec para el mes de septiembre. A esa pérdida debe sumarse el 8,21% de la inflación de octubre.

Estamos ante una confiscación salarial que no impactará en las jubilaciones, por el contrario se trata de una modificación a la baja, largamente preparada bajo el argumentan de las demoras de la Anses en el reintegro de fondos y el creciente déficit de la Caja de Jubilaciones, hoy convertida en una caja negra del Ejecutivo provincial.

La aprobación de este presupuesto de ajuste marca un plan de guerra del gobierno entrante de Llaryora contra docentes y jubilados. Enfrentarlo supone organizar la defensa del salario, las jubilaciones y el presupuesto educativo hoy. Sin embargo, la conducción celeste de Uepc permitió mansamente que este hachazo al salario pase sin resistencia alguna, sin promover ningún tipo de deliberación ni movilización entre los trabajadores, haciéndole el último gran favor al gobierno de Schiaretti.

Opuestos por el vértice, la Lista Unidad desde las Escuelas llega al sindicato por la férrea defensa de estos reclamos, promoviendo la organización de las escuelas y la movilización unificada de la docencia. En un cuadro de profundización del ajuste, de salarios y jubilaciones empobrecidos, de escuelas sin condiciones mínimas para funcionar, de recortes sistemáticos sobre infraestructura, es una tarea estratégica reforzar nuestra herramienta gremial de lucha con el ingreso el conjunto de los reclamos docentes a nuestra Uepc capital.

En este sentido invitamos a todas la docencia a participar del relevamiento sobre infraestructura edilicia para organizar la lucha por los planes de obra, a preparar la movilización en defensa del salario y las jubilaciones, y con estas banderas participar masivamente del acto de asunción de la Lista Unidad desde las Escuelas en Uepc capital, el próximo 1° de diciembre.