07/06/2017

Los planes de los CEO’s para la educación

Observatorios, fundaciones y agencias son impulsadas por el gobierno para proveer mano de obra barata para el capital


En una nueva vuelta de  integración de la educación a las demandas de los empresarios, se presentó a fines de mayo el Observatorio Argentino de Educación, que asumirá la tarea de evaluar y medir el rendimiento de la “calidad “educativa”. El Observatorio está a cargo de un organismo privado conformado por los representantes de las empresas nacionales e internacionales interesados en la materia.


 


Aunque se declare como una asociación de la sociedad civil, el Observatorio está integrada por ONG’s que tienen injerencia en la educación desde hace varios años, por ejemplo, Enseña por Argentina, una institución que ha llevado adelante programas de remplazo de docentes a cargo de estudiantes avanzados por la mitad del salario. También está integrado por encumbrados empresarios como Roberto Souviron (Fundador de Despegar.com), Ricardo Torres (CEO de Edenor), Constanza Gorleri (Banco Galicia), Federico Eisner (Bain & Company), Eduardo Elsztain (Fundación IRSA), Marcos Galperin (Mercado Libre), Diego Bekerman (Microsoft), Hugo Sigman y Silvia Gold (Grupo Insud), Federico y María Braun (La Anónima), Santiago Bilinkis (Staples Argentina), el agroempresario Juan Collado, José e Inés Porta (Fernet Branca) y otros 50 aportantes.


 


Un primer paso de la institución educativa macrista será colocar en una plataforma virtual los resultados de las pruebas estandarizadas Aprender 2016 e impulsar las del 2017. Es decir, reforzar la línea internacional de medir resultados, para elaborar rankings y avanzar con las reformas antieducativas.


 


Las empresas dictan los contenidos


 


En el mismo sentido que la creación de la "agencia de talentos" impulsada por Esteban Bullrich -trasformación del INET (Instituto Nacional de Educación Tecnológica) en agencia para medir los planes de estudio en conexión con las empresas- la tendencia es a modificar los planes de estudio según las demandas cambiantes del capital. Por otra parte, se tercerizan tareas que antes realizaban organismos estatales, tales como la investigación, la capacitación docente, educación inicial, entre otras. Devaluación y adaptación de contenidos, como una tendencia que excede a éste gobierno y que bajo el kirchnerismo se expresó en las reformas de planes de estudio en diferentes niveles educativos (como la NuevaEscuelaSecundaria en la Ciudad de Buenos Aires).


 


Una muestra de esta injerencia es la reciente “mesa de diálogo” que crearon el Ministerio de Educación y Deporte Nacional, a cargo de Bullrich y el ministro de Energía Juan José Aranguren, con las empresas del sector minero, en el marco del acuerdo federal minero, para darle forma a los cambios en la currícula y libros escolares sobre los beneficios de la actividad minera. "Los manuales de educación de las escuelas primarias y secundarias siguen tratando a la minería como una actividad contaminante, cuando el país promueve el desarrollo de la minería", ensayó como explicación Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros.Y agregó: "Nosotros tenemos un programa de minería sustentable, que las escuelas creen esa conciencia en los jóvenes no va de la mano" (eldiario24.com).


 


Y para ablandar el tema impulsan una serie de charlas en escuelas secundarias, con el fin de fomentar también los cambios en los planes universitarios y preparar los “recursos humanos” necesarios. Sin perder de vista que el objetivo estratégico es impulsar la minería en las provincias que actualmente está prohibida, o por lo menos su explotación a cielo abierto, altamente contaminante.


 


En el plano de la educación, frente a un auditorio de la UIA, el propio ministro Bullrich se autodefinió como un gerente de recursos humanos dejando bien en claro que él tenía la función de crear una mano de obra barata a la medida de los requerimientos de las grandes empresas y patronales.


 


La juventud y el movimiento obrero debemos enfrentar este ataque a la educación y a las conquistas del movimiento obrero, que requiere de un curso de acción independiente de los partidos patronales y las burocracias sindicales, para desenvolver un plan de lucha y torcerle el brazo a los planes antieducativos de Macri y los gobernadores.

En esta nota

También te puede interesar:

Es en la escuela primaria de la sede Belgrano de esa institución.
Mientras los trabajadores siguen con salarios de hambre (y sin vino)
La diputada porteña del Partido Obrero junto a les legisladores del FIT apunta a la modificación de la ley 26.150.
Con las iniciativas presentadas se busca poner fin a los privilegios que el Estado le otorga a la Iglesia Católica.