07/01/2013 | 1254

Los pulpos mineros toman distancia del gobierno

EXCLUSIVO DE INTERNET


A pesar de recibir el apoyo de CFK


En Prensa Obrera (versión digital) del 4 de octubre decíamos que "Si Cristina estima que, por el apoyo que tanto ella como su marido les vienen dando a los pulpos mineros desde sus tiempos de Santa Cruz, va a recibir su sostén para sus proyectos re-eleccionistas, puede llevarse un fiasco". Esto a pesar del cajoneo de la Ley de Glaciares, una "Ley del Congreso", trabada por medidas cautelares de un juez de San Juan para proteger a la Barrick, que de paso demuestra que las dilaciones judiciales de los K no tienen nada que envidiar a las de la Corpo. Recordemos que los Kirchner mantuvieron los escandalosos privilegios otorgados a los pulpos mineros desde la época de Menem, que los exceptuaban de liquidar las divisas de sus exportaciones. La gran minería metalífera, de oro, plata y cobre exporta el 100% de su producción. La crisis fiscal y cambiaria, sin embargo, forzó al gobierno a rever parte de estos privilegios. Cuando a fines del año pasado los obligó a liquidar sus divisas, primero con un plazo muy corto, los pulpos suspendieron las exportaciones. Luego se les extendió el plazo, pero siguen sin poder girar dividendos. Esto ha creado una situación contradictoria, porque mientras por un lado los accionistas de las mineras reclaman los dividendos, las mineras no tienen posibilidades de inversión lucrativa fuera de ciertos países ‘emergentes', precisamente como Argentina. El resultado es que las inversiones potenciales no vienen, pero parte de los fondos sobrantes se aplican a las que siguen en marcha. Los previstos, que se han parado, "representarían una cosecha y media de soja". Xstrata acaba de confirmar que el proyecto de Agua Rica en Catamarca estará operativo recién en 2018, y lo mismo ocurre con el de Pachón, en San Juan, también de Xstrata (que son los dueños de Alumbrera en Catamarca). Se trata de mega proyectos de cobre, cada uno más grande que el de Alumbrera. La inversión que sigue en curso es Pascua Lama, el proyecto de Barrick. Ocurre que es un proyecto binacional, lo que permite girar los beneficios a través de Chile y, por otro lado, si completa la inversión antes de confirmada la Ley de Glaciares en sede judicial, podría invocar contra ella derechos adquiridos. La aceleración del proyecto ocurre a pesar de que la propia Barrick se ocupó de anunciar que el costo original de 3.500-4.000 millones de dólares se había incrementado al doble, como consecuencia de la llamada ‘inflación en dólares' (las mineras, entonces, podrían estar en el pelotón que reclama una devaluación más intensa del peso. Vale do Rio Doce, el pulpo brasileño, por su parte, sigue con el proyecto de Potasio Río Colorado, pero a paso lento. También se invierte algo en la minería de oro y plata en el norte de Santa Cruz, y en los proyectos de litio en la puna jujeño-salteña. Alguno de ellos como el del salar de Olaroz que explota una subsidiaria de Toyota, ya fueron anunciados varias veces. Sustituciones, asociaciones, asistencialismo El gobierno está haciendo gala de haber impuesto a los pulpos una sustitución de importaciones por producción local (Ambito, 21/11; El Cronista, 14/12). Son ‘promesas' de las que el gobierno ‘toma nota'. Lo mismo ocurre con las asociaciones con capital local que, junto a la sustitución, deberían crear una ‘burguesía nacional'. Se trata, otra vez, de ‘proyecciones'; la única que logró insertarse es la empresa jujeña Jemse -en la explotación del litio en Olaroz. Los estados provinciales siguen cobrando las regalías del 3%, establecidas por Menem. Un reciente proyecto para aumentarlas, de la esposa de Peralta, el gobernador de Santa Cruz, duerme en el Congreso. En las zonas donde se encuentran los yacimientos actualmente en explotación, en especial Catamarca, San Juan y Santa Cruz, hay un intento de política asistencialista, para neutralizar el descontento de las poblaciones con el daño ambiental y la falta de progreso social. Las mineras construyen una escuela o un hospital, en comunidades de pocos habitantes, o promueven pequeños emprendimientos. Esto vale para Andalgalá, Santa María y Hualfin en Catamarca; San Julián, Perito Moreno y Gregores en Santa Cruz; Iglesia y Calingasta en San Juan. Como decíamos en la nota citada: "Los pulpos mineros han ido tomando el control de las débiles economías cordilleranas y tienen un peso enorme en sus regímenes políticos".


Miguel Gómez

En esta nota

También te puede interesar:

Para rechazar esta ofensiva, se presentó en la provincia la Iniciativa Popular 2020.
¿Cómo recuperamos el monte nativo cordobés?
Otra vez la farsa del impuesto a la riqueza al desnudo.
El 4 y 5 de octubre ganemos las calles en toda la provincia.
En todo el país, movilicemos el 25S en la Huelga Mundial por el Clima.
Nueva fachada para los negocios vinculados al ambiente.