08/03/2007 | 982

Luchadores socialistas al Concejo


Las elecciones comunales en Villa Allende, el próximo 15 de abril, se han convertido en una interna abierta del oficialismo. El actual intendente Martínez (UCR) integra una alianza de varios partidos menores; el presidente del Concejo (viceintendente), Carlos Paz, encabeza una lista con Unión por Córdoba (delasotismo), y el concejal Buteler conchavó un sello para su presentación. La interna oficial se ha fagocitado a toda la “oposición” y sobre todo a Juez.


 


Resultado: la oposición ha desaparecido, y el oficialismo está dividido en función de los grandes negocios inmobiliarios que se están desarrollando en la ciudad. Las acusaciones entre los ex socios son, justamente, sobre la “honestidad”.


 


La única oposición real es la lista del Partido Obrero. En ella están quienes han protagonizado las luchas que sacudieron a la ciudad en defensa de la educación, del medio ambiente, de la vida y de los derechos de la juventud.


 


El “desarrollo” de Villa Allende no ha traído ningún beneficio a su población trabajadora; han convertido a Villa Allende en un 'dormitorio' caro de la ciudad de Córdoba. La especulación inmobiliaria ha traído aparejada el alza de las tasas y contribuciones, ha elevado los alquileres, la amenaza sobre barrios enteros (donde hoy viven trabajadores) asentados sobre tierras apetecidas para emprendimientos de lujo. El boom se ha convertido en un factor de expulsión de los trabajadores de la ciudad, espantados además por la ausencia de escuelas públicas y la proliferación de escuelas privadas, el arancelamiento del único hospital (en realidad, un dispensario mediano) y la falta de medios de transporte.


 


La defensa de las condiciones de vida de la población trabajadora, íntegralmente, es el eje de la campaña del Partido Obrero. La lista está encabezada por la docente Estela Méndez y el luchador barrial Marcelo Chico. Más del 50% de los candidatos son docentes; otros son protagonistas de las diversas luchas de la ciudad y la provincia.


 


El 15 de abril, la alternativa opositora, socialista, de izquierda, es el Partido Obrero.

También te puede interesar:

El gobierno de Juan Schiaretti no responde reclamos elementales
Recibió piñas y patadas en el piso.
Más de 350 compañeras nos organizamos y resolvimos acciones de lucha.
El 17,5% que ofrece el gobierno representa un ajuste a salarios y jubilaciones.
Al menos mil médicos sin vacunar y otros miles de trabajadores esenciales todavía esperan inmunizarse.