20/08/2015 | 1377

Luján: el gobierno, responsable


Luján sufrió la más grave de las reiteradas inundaciones de los últimos años. El río llegó al record de 5,43 metros de crecida y todavía no se puede determinar si la situación puede empeorar.


El cuadro es catastrófico: centenares de evacuados y autoevacuados, barrios como San Fermín, La Loma, El Quinto, etc., fueron tapados por el agua y las zonas rurales como Olivera o Carlos Keen quedaron aisladas e incomunicadas. El distrito está militarizado con tropas de la Montada y Gendarmería dispuestas a “contener” un eventual “desmadre popular”.


La asistencia a los lugares no llega como corresponde. Vecinos inundados de Olivera, por ejemplo, denuncian que no tienen agua potable ni comida. El municipio es una absoluta cáscara vacía e improvisada. El intendente Luciani, del PRO, deja a barrios enteros en manos de punteros del FpV/PJ y no planifica ni centraliza la asistencia para que llegue a los damnificados.  Son las organizaciones populares y políticas independientes (entre las que se encuentra el Partido Obrero y el Polo Obrero), las que toman en sus manos la colaboración con las familias que padecen la inundación,denuncian y se movilizan al poder político sobre las causales de las crecidas y exigiendo las obras hídricas necesarias. Acompañamos los cortes de ruta de los vecinos de El Pinar (ruta 192) y Olivera (ruta 5).


Los gobiernos de Scioli, Luciani y del resto de la cuenca son los principales responsables. Durante los últimos años, no se han hecho obras en el río Luján (apenas alguna limpieza). Se mantuvieron los canales clandestinos de los campos y los terraplenes de emprendimientos inmobiliarios, las grandes causales del no escurrimiento de las aguas según denuncian las organizaciones de inundados. El gobierno provincial y los municipales, han aprobado códigos urbanos a la medida de los especuladores inmobiliarios sin importar que se aneguen las barriadas obreras y pobres.


El Partido Obrero de Luján en el Frente de Izquierda está, como siempre, a disposición de los inundados y llamamos a movilizarnos por:


• Comités de trabajadores y vecinos que organice la asistencia de emergencia (centros de evacuados, comida, abrigo, agua potable, etc.) y exija al Estado los recursos necesarios.

• Subsidios de reparación de pérdidas materiales a las familias afectadas (¡No a las líneas de créditos que endeudan!).

• Realización de las obras hídricas financiadas por impuestos progresivos a las grandes rentas y fortunas locales.

• Erradicación (monitoreo previo) de terraplenes y canales ilegales.

• Traslado de las familias a zonas no inundables con un plan de viviendas urgente.

 

En esta nota