24/05/2001 | 707

Manifiestan piquetes de los barrios de la capital

El jueves 17, doscientos trabajadores desocupados de barriadas obreras de la Ciudad de Buenos Aires se concentraron ante la Secretaría de Acción Social del gobierno porteño, para reclamar por los pliegos de reivindicaciones votados en sus respectivas asambleas barriales. Concurrieron cien compañeras y compañeros del Bajo Flores y Lugano, treinta de Almagro y delegaciones de Villa Retiro, ex Padelai, La Boca y Soldati. A los que se sumaron afectados por desalojos o con amenaza en varias viviendas de Monserrat, Palermo y Constitución.


Los reclamos fueron desde planes de empleo y seguro a desocupados, hasta prohibición de los desalojos, raciones alimentarias, bolsones de comida, guarderías y comedores y becas para escolares, subsidio a madres solteras, frazadas, zapatillas y materiales para refacción de viviendas.


La negativa de los funcionarios a recibir a los representantes de los barrios obligó a los manifestantes a cortar la avenida Entre Ríos varias horas, y generó momentos de tensión cuando media docena de patrulleros, dos camionetas de la Guardia de Infantería y un carro de bomberos rodearon el piquete de los desocupados. Los funcionarios consultaban nerviosamente a las jerarquías llegando hasta la propia vicejefa de gobierno, Felgueras. Finalmente, más de dos horas después de la cita que había sido pactada, una comisión de representantes de todos los sectores afectados y miembros de la banca legislativa del Partido Obrero fue admitida y negoció durante tres horas la totalidad de los reclamos.


En la calle sonaban los cánticos «Pan, trabajo, el ajuste al carajo», «Vamos que somos todos piqueteros, el hambre no se aguanta, vamos a cortar las rutas como en Salta y La Matanza». Oradores de los distintos barrios improvisaron un acto, donde se denunció al gobierno que no quiere recibir a los trabajadores y desocupados hambreados, mientras tiende alfombra roja a cualquier capitalista dispuesto a participar en los grandes negociados de la Capital.


A las 8 de la noche salió la comisión e informó, en asamblea de todos los presentes, que una serie de reclamos habían sido obtenidos. Entre ellos, medicamentos gratuitos, una primera entrega de bolsones de comida y la ubicación inmediata de familias de una vivienda desalojada que están pernoctando en la calle. Para el resto de los reclamos se establecieron citas, con las distintas comisiones barriales, para pactar soluciones. Todo esto fue rubricado en un acta firmada por todos los presentes, incluidos los funcionarios.


Néstor Pitrola, de la mesa del Polo Obrero, cerró la asamblea planteando que habíamos conseguido un primer triunfo sólo gracias a la movilización; un escalón en el proceso de lucha y organización que se ha instalado en los desocupados y los sin techo de la Capital. También denunció que el gobierno de Ibarra niega los planes de empleo, mientras reparte entre los punteros y dirigentes universitarios de la UCR varios millones de pesos en cursos truchos de capacitación a ONGs inexistentes.


Todos se comprometieron a redoblar esfuerzos para la movilización Por el Pan, el Trabajo y el Techo que se realizará el 29/5 sobre la propia Jefatura de Gobierno de la Ciudad.

También te puede interesar:

La marcha cuestionó el ajuste de quienes gobiernan, fue impulsada por el Polo Obrero y otras organizaciones del Frente de Lucha.
En el marco de la jornada nacional de lucha del Frente Nacional Piquetero.
Más de 10 mil compañeros y compañeras reclamaron por trabajo genuino, aumento de los programas, vivienda y alimento para los comedores.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.