15/07/2004 | 859

Marcha de la bronca

Columnas

La columna sur

 

La columna sur fue la más importante, por su recorrido de más de 120 kilómetros y por las localidades obreras que recorrió.

 

Miércoles 7/7, 10 hs: La columna sur partió de La Cocha, a más de 120 km de la capital Tucumana. Allí se realizó un acto de apertura con la presencia de 15 organizaciones gremiales y piqueteras y más de 500 compañeros organizados y vecinos. En el acto hablaron Martín Correa por el Polo Obrero y otros oradores.

 

11 hs: Llegada a Alberdi donde nos espera una columna de compañeros del Polo y de la CCC para realizar un acto en la plaza principal. Fue un acto realmente masivo con 1.500 personas y recorrido por la ciudad.

 

12 hs: Arribo a la ciudad de Aguilares donde nos esperaban compañeros municipaliles y viales junto a compañeros del Polo. Al finalizar el acto pasamos a almorzar un locro de camaradería entre todos los marchantes preparados por los compañeros viales y de la CCC.

 

16 hs: Llegada a Concepción donde realizamos un breve acto con un saludo de todas las organizaciones en la plaza principal.

 

18 hs: Llegamos a Monteros donde se sumó a la delegación el compañero Néstor Pitrola. En las afueras de la ciudad nos esperaba una importante delegación de compañeros docentes de la UDT y una gran batucada del Polo para marchar hasta la plaza principal. Marchamos por el centro de la ciudad donde la recepción fue realmente impresionante. La gente salía de sus casas a aplaudir a los marchantes, se unían a la caminata, cantaban junto con nosotros, vendimos más de 40 periódicos. Concluimos en un gran acto en la plaza principal donde habló Néstor Pitrola para destacar la masividad de la marcha y la confluencia de reclamos salariales de todo los trabajadores del país ante un gobierno devaluacionista y hambreador. Luego pasamos a una comida de camaradería en instalaciones del sindicato municipal donde pasamos la noche.

 

Jueves 8/7, 10 hs: La columna llega a Famaillá, donde nos esperaban los compañeros de la Federación de Sindicatos Municipales de Interior y la columna Oeste en las afueras de la ciudad para ingresar marchando hasta la plaza principal. Allí realizamos otro acto.

 

18 hs: Arribamos a San Pablo donde nos esperaban los compañeros de Vialidad Provincial y una delegación del Polo para realizar un acto conjunto que fue un éxito, a pesar de los intentos del delegado comunal por impedirlo.

 

20 hs: Fin de la jornada en Manantial, a 7 km de la Plaza Independencia, donde pasamos la noche.

 

Viernes 9/7, 9 hs: Partida de las columnas en medio de un intenso frio y una férrea custodia policial que nos acompañó toda la noche. Comenzamos a marchar rumbo a la capital. A los 500 metros nos esperaba el primer cordón policial. Luego de una discusión lo sorteamos y seguimos hacia Ojo de Agua donde ya nos esperaban docentes y más compañeros del Polo. De allí en más tuvimos que sortear tres cordones policiales que pretendieron impedirnos llegar a la Plaza. El trabajo no les fue sencillo ya que contábamos con una columna decidida a la cual a cada momento se sumaban más sectores, primero viales, luego municipales de la Capital, municipales del interior, el Sitravi y más y muchos más compañeros encolumnados del Polo Obrero. Pusimos las ambulancias de los sindicatos al frente y no pudieron pararnos. Cuando ingresábamos a la zona céntrica la columna ya contaba con más de 3.000 personas.

 

11 hs: En la esquina de Casa de Gobierno nos esperaba el vallado policial más extenso: 200 policías dispuestos a no dejarnos pasar. La justeza de los reclamos y lo impresionante de dos días de marcha nos dieron la fuerza para romper el cerco policial e ingresar a la plaza. Allí nos encontramos con sectores que vinieron a hacerle el juego al presidente, los empujamos los corrimos del centro de la plaza y tomamos la batuta. Impedimos el acto oficial y nos hicimos sentir. El ánimo de los compañeros del Polo y de los sectores sindicales era mayúsculo. Habíamos cumplido.

 

Martín Correa

 

 

 

 

 

La columna este

 

En Los Ralos, compañeros del Polo y trabajadores del Sutep, hicimos dos asambleas previas en la plaza con vecinos y un acto el día jueves con 200 personas. Hablaron un compañero contratado de la municipalidad capital y despedido durante el conflicto; Víctor Molina, secretario General del Sutep, y Pepe, del Polo Obrero.

 

En el acto central de la Banda del Río Salí participaron unas 400 personas. Hubo delegaciones del MST y del MTL, de la UDT, del Seom de la Banda, de Asambleas Barriales de la Costanera, de la CCC y 80 compañeros del Polo de Los Ralos y Lastenia. Hablaron varios oradores y cerró Néstor Pitrola, interrumpido por aplausos en cuatro oportunidades. “En Argentina –dijo–, los piqueteros no son el problema; son parte de la solución”. Quiroga, de las Asambleas Barriales, presentó al Polo como una organización que ellos descubrieron y dijo que coinciden con lo que nosotros reivindicamos.

 

El viernes marchamos 150 compañeros de Los Ralos entre el Polo y el Sutep. El colectivo de Los Ralos fue detenido por la policía en la ruta. Mientras discutíamos con la policía, una compañera del Polo afiliada al Sutep agitó en el colectivo un corte de ruta. Cortamos con bombos y redoblantes. A los 15 minutos, la fila de camiones con caña del Ingenio Concepción ya tenía más de 300 metros de cada lado. Inmediatamente llegó un móvil de la policía y nos dijo “gentilmente” que nos podíamos ir. Llegamos tarde a la salida de la columna de Este desde Banda del Río Salí, que eran unas 1.500 personas (CCC de Colombres y Ranchillos, Soem de la Banda y de Comunas del Este, Sutep Comunas del Este, UDT, Asambleas Barriales, Sitracon, MST y el Polo de Lastenia). Con los compañeros de Los Ralos tuvimos que sortear cuatro retenes de la policía en las calles aledañas a la plaza para poder encontrarnos con la columna Sur.

 

Pepe Kovak

 

 

 

 

 

La columna norte

 

Con un acto público realizado el 8 en Tafí Viejo, la Columna Norte se sumó a la “Marcha de la Bronca”. Un centenar de compañeros se hicieron presentes para escuchar a los oradores

 

Hablaron el secretario general del Sindicato Municipal de Famaillá, Contreras; el representante de las Fuerzas Vivas de Tafí, Roger; Sergio Díaz, del Polo Obrero, y Aguirre, secretario gremial de la Unión Docentes.

 

El 9 de julio la columna norte fue reforzada por una gran delegación del Polo Obrero de Villa Carmela y San José, localidades en donde se habían realizado durante la semana asambleas en distintos barrios. Fruto de ello, hubo una movilización de más de 100 compañeros de estas zonas, los que sumaron todos sus reclamos y toda su bronca.

 

Ariel Osatinsky

 

 

 

 

 

Los estudiantes dijimos ¡presente!

 

Los estudiantes universitarios organizamos una vigilia artística desde el 8 de julio a las 13 horas, para “hacer el aguante” durante la noche y marchar el 9 de julio a Plaza Independencia.

 

La vigilia fue organizada por tres centros de estudiantes: Cuefyl (PUL), Cueps (Cepa) y Cefa (LD), en el marco del frente único entre la UJS y la Cepa; a los que se sumaron agrupaciones de Derecho, Económicas y Exactas. Los estudiantes nos movilizamos con las consignas más generales, y en particular por becas de ayuda económica y el boleto estudiantil.

 

La universidad decretó asueto académico, con la intención de desmovilizarnos y evitar nuestra participación. Fracasó porque nos unificamos en la Facultad de Filosofía y durante la jornada los estudiantes se sumaron masivamente, al igual que las 23 bandas de música y las distintas expresiones artísticas que nos acompañaron hasta las 4 de la mañana para luego pasar la noche en el lugar.

 

Silvia (presidenta del Centro de Estudiantes de la Facultad de Artes)

 

También te puede interesar:

Se trata de una jornada nacional de lucha, con una fuerte concentración en CABA y piquetes y cortes de ruta en todo el país.
Redoblemos la lucha en defensa de los puestos de trabajo y las condiciones laborales.
El Senado le extiende la licencia que tiene desde 2019 por una denuncia de abuso sexual.
Impulsa una agrupación barrial de cara a las elecciones venideras.
Los testeos son bajos, la positividad alta, la saturación del sistema sanitario también