05/01/2006 | 930

Mario Cafiero y Bergoglio


Entre los políticos que estuvieron presentes en la misa realizada por Bergoglio en la Catedral, los medios de prensa registraron a Mario Cafiero, animador del “Unite” y esforzado por “construir una nueva herramienta política”.


 


La presencia de Cafiero en la Catedral tiene un significado político definido, y no sólo por referencia a la lucha de Cromañón. Es evidente que la Iglesia busca “canalizar” la movilización de los familiares como una prenda de negociación para sus reivindicaciones anti-abortistas y anti-laicistas y para su reclamo de ‘reconciliación nacional’ en la cuestión del Punto Final y la Obediencia Debida.


 


Para que se haga justicia en Cromañón es necesaria una orientación de lucha y de independencia de la oposición antiobrera en general, y del clero en primer lugar.

También te puede interesar:

Para peronistas, kirchneristas y macristas, los pibes son descartables.
La Iglesia salpicada de abusos sexuales.
Millones de pesos anuales en exenciones impositivas, entregas de tierras y sueldos de la curia.
Lo dice el jerarca de la institución con más prebendas del Estado, ante un coloquio de empresarios que embolsan millones de fondos públicos.
Se cumplen 16 años de la muerte de 194 jóvenes a manos del negocio montado entre empresarios, funcionarios públicos y el poder político.
El recurso que utilizaron los antimatrimonio igualitario en el 2010.