23/07/2016

Masivo encuentro por el derecho a la vivienda

Vamos por una gran campaña y una gran movilización por el derecho de los trabajadores a vivir en la ciudad.
Por Jula


El viernes 22 realizamos un multitudinario Encuentro por el Derecho a la Vivienda en la Legislatura porteña. Convocado desde la banca del legislador Marcelo Ramal (Frente de Izquierda), contó con la presencia de vecinos de gran parte de los barrios y  villas de ciudad, de movimientos de inquilinos y de casas en situación de desalojo, entre otros. Estuvieron presentes compañeros y compañeras de las villas 21-24, de la Rodrigo Bueno, de la Villa 20, de Piletones, de la 1-11-14, de la Villa 31 de Retiro y de La Carbonilla, de La Paternal, entre otros; compañeros del Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI), de la traza de la ex Au 3, del movimiento de inquilinos y vecinos de La Boca. También participaron compañeros del Taller Libre de Proyecto Social de la Facultad de Arquitectura de la UBA, profesionales del Instituto Gino Germani y Gabriel Solano, dirigente nacional del Partido Obrero.


En la apertura del encuentro se debatió y analizó el agravamiento de la crisis de vivienda en la ciudad y la emergencia habitacional. En el último periodo, se ha abierto un proceso expulsivo de la población trabajadora  que tiene su raíz en la especulación inmobiliaria que alienta el gobierno con la Agencia de Bienes, entre otras iniciativas. Sobre esta base florece el fenómeno del crecimiento de las villas, que es explotado por narco-inmobiliarias que alquilan abusivamente a los trabajadores. La conclusión fue que estamos enfrentando el peor momento de la historia para el acceso a la vivienda para los trabajadores.


Los vecinos tomaron la palabra denunciando las condiciones paupérrimas en las que viven, el hacinamiento al que las políticas del gobierno los someten.


Los cortes de luz sistemáticos de luz provocaron decenas de incendios en esta última semana, al mismo tiempo que el gobierno nacional de Macri aplica un brutal tarifazo en el servicio. Rodríguez Larreta impulsa planes de urbanización completamente truchos, como es el proceso de la villa 20 que encara el macrismo  en función del desarrollo del negocio inmobiliario de la Villa Olímpica y no de sus habitantes. El caso de Piletones también es ejemplificador: el gobierno lanzó una supuesta urbanización para titularizar las viviendas sin resolver el acceso a los servicios básicos.


La conclusión fue que el movimiento de lucha por la vivienda debe mantenerse independiente del gobierno en la pelea por la urbanización. Queda claro que los planes del macrismo para el camino de sirga pasan por la expulsión de los habitantes de la ribera y su mudanza a viviendas de pésima calidad. En la política del gobierno, la limpieza del Riachuelo va de la mano de “recuperar” esa zona para el capital  y la especulación inmobiliaria, no para mejorar la calidad de vida de los trabajadores de la ciudad.


En el caso de los inquilinatos y las casas en situación de desalojo, el debate giró en torno a la falta de respuesta por parte del gobierno a una solución habitacional definitiva. Intentan contener a las familias en situación de calle con subsidios miserables que no alcanzan para ningún tipo de alquiler.


El encuentro por el derecho a la vivienda, de este modo,  resolvió por votación  impulsar una campaña y reconvocar a las organizaciones de lucha a una gran movilización por el derecho a la vivienda y la urbanización reales. 


 


También te puede interesar:

10 mil vecinos organizados en el Polo Obrero y el Partido Obrero presentaron petitorios por el derecho a la educación, salud, trabajo y vivienda.
“Nacionales y populares” reprimen a los sin tierra  de la mano de Sergio Berni.  
Con Martin Gill y las listas macristas continuará el déficit habitacional.
El gobierno de la provincia usa los recursos provinciales para beneficiar a las constructoras.
Cientos de trabajadores y trabajadoras se acercaron a la legislatura para llevar sus reclamos.
La pelea por el acceso a la vivienda golpea los sectores más empobrecidos de la CABA