07/05/2020

Mendoza: Marcelino Iglesias obliga a los municipales de Guaymallén a romper la cuarentena

El intendente de la ciudad mendocina de Guaymallén, Marcelino Iglesias, está actuando impunemente para forzar el fin de la cuarentena entre los empleados municipales.


Sus acciones llegan al punto de cometer delito de extorsión, ya que hace firmar a trabajadores en población de riesgo declaraciones juradas en las que manifiestan una decisión “voluntaria” de volver a trabajar.


Decenas de municipales están siendo llamados por teléfono para que vayan al área de salud a que les den el visto bueno, y luego presentarse a cumplir tareas a pesar de tener afecciones respiratorias, ser díabeticos o tener más de 60 años.


Previamente, el intendente ya había avanzado en esta dirección recortando los Servicios Extraordinarios (Código 170) a quienes estaban haciendo cuarentena en sus casas. La situación salarial es tan desesperante que varios trabajadores han manifestado que no quieren volver a perder gran parte de sus salarios en el próximo cobro.


En su actitud extorsiva, Iglesias ha hecho públicas declaraciones personales en las que afirma que “quien no trabaje las horas de Servicios Extraordinarios, no las cobrará porque no corresponde”, pero no dice que estas representan en un mes más de $9.000 del salario municipal, ni que los básicos son tan bajos que los municipales deben recargarse de 3 o 4 horas diarias para llegar a cobrar un poco más de salario. Tampoco que con paritarias suspendidas, y a dos meses de iniciada la crisis sanitaria, solo dio $2.000 en negro por única vez como compensación salarial.


La avanzada de Iglesias apunta a dar una cobertura a las empresas privadas que también atentan contra la cuarentena y los salarios.


Hacemos responsable a su gobierno, así como a las representaciones sindicales que hacen la vista gorda ante esta situación, ante cualquier inconveniente de salud que se presente durante esta pandemia. Reclamamos que se terminen las extorsiones y se respete el derecho de cuarentena de los trabajadores, en primer lugar de los trabajadores que son población de riesgo.


Desde el Partido Obrero realizaremos las denuncias correspondientes y en paralelo impulsaremos asambleas, para preparar la movilización para frenar esta actitud antiobrera.





 

También te puede interesar:

Su detención se enmarca en un ataque del Estado contra las luchas.
En Plaza Independencia, el FIT-U y otras organizaciones acordaron movilizar el 11 de diciembre.
Nuevamente vamos a las calles por todos nuestros reclamos.
Tiene más de 30 mutaciones en comparación con la cepa original.